"Crepúsculo" y turismo vampírico en Forks

Sigue a Diariodelviajero

Crepusculo

Forks, en el estado de Washington, ha triplicado el número de visitantes desde que la saga de “Crepúsculo” lo utilizara como escenario de su historia de vampiros. Rompe así una tendencia generalizada en Estados Unidos de descenso del sector turístico, gracias a la fuerza de esta historia creada por la escritora Stephenie Meyer.

El incremento de visitas a Forks ha sido gradual desde la salida de la primera novela de la serie. De 2007 a 2008, el turismo aumentó un 20%, y después del lanzamiento de la primera película, las visitas rompieron todos los records.

Sin embargo, si eres de los seguidores de estos vampiros adolescentes, lánguidos y enamorados, has de saber que las películas no fueron filmadas en Forks, donde no encontraremos ni un escenario de cine.

Pero esta pequeña localidad, de poco más de 3000 habitantes, sabiendo del filón que le suponía esta popularidad ha querido aprovecharlo. El número de habitaciones de hotel ha crecido exponencialmente y los comerciantes locales venden chupetes de vampiros y figuras de acción de Bella y Edward, los protagonistas de “Crepúsculo”.

Así que la Cámara de Turismo del pueblo se ocupa de reservar un lugar destacado en la web a destacar que son “el hogar” de “Crepúsculo”, señalando los lugares de interés relacionados con la saga, como la escuela, la playa de la Push o el campo donde juegan al béisbol los vampiros.

En la Oficina de Turismo incluso han colocado una réplica de la furgoneta de Bella, y algún cartel en la carretera anuncia “No Vampires Beyond this Point Sign”. Por supuesto, desde el sitio se puede adquirir cualquier souvenir de “Crepúsculo”, desde camisetas a libros o pegatinas. El negocio está hecho y hay guías locales que realizan visitas cobrando. Algún hotel tiene en una de sus habitaciones una réplica de la de Bella.

Pero, ¿realmente tiene algún interés más esta pequeña localidad? Forks es un pueblo típico de campo, ligado a la producción agropecuaria y uno de los lugares del país donde más llueve. Tal vez fuera ese detalle el que llevaría a la autora a situar ahí su historia: a más días de lluvia, más días nublados en los que los vampiros pueden aparentar ser normales junto a los simples mortales.

He de decir que así como el pueblo de Forks no parece tener nada especial si no vas buscando esos detalles vampíricos (hay un pequeño Museo de la madera), los paisajes, sus alrededores, el Olympic National Park, la costa, el lago… pueden ser interesantes para una escapada de naturaleza.

Vía | Blog de viajes
Más información | Viajes libres, MSN Noticias
En Diario del viajero | La ruta guiada “Millennium” en Estocolmo, Rutas Turístico Literarias en Castilla-La Mancha: Quijote, Cid, Lazarillo, Manrique y la Alcarria, Los destinos turísticos más populares gracias a la literatura

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario