Sigue a

Nacatamales

No todo el campo es orégano. Ni en todos los países centroamericanos encontrarás la misma comida. Si vas a Nicaragua, hay ciertos platos tìpicos que debes probar para volver a casa con sabores y recetas nuevos.

Nacatamales

Se trata de un tamal como el mexicano, hecho a base de harina de maíz. En esta versión local, es mucho mas grande ya que puede ocupar todo el plato. Además, el relleno del nacatamal es mucho mas variado y contiene muchos mas ingredientes que en el tamal mexicano.

Están hechos de masa de maíz y envueltos, junto con el relleno, en hojas de platanero atadas con fibras de la misma planta (foto). Lo he probado con un relleno muy sabroso de carne y grasa de cerdo (también los hay de pollo) al cual se había agregado arroz, papa, tomate, chile, pasas y ciruelas.

Su relleno suele aromatizarse con achiote, bastante común en países como El Salvador, Guatemala u Honduras, y que tiñe el contenido de un rojo muy sabroso.

Es el tradicional bocadillo que se entrega en mitines políticos y fiestas populares.

Vigorón

Imaginate: sobre hojas de plátano te sirven una abundante porción de carne de cerdo bien sazonada y asada, sobre ella una mezcla de verduras frescas cortadas en juliana y encima de todo, unos chicharrones bien crujientes y tibios.

El vigorón es muy típico de Nicaragua y muy fácil de encontrar en la carta de cualquier casa de comidas. En ocasiones, se acompaña con trocitos de calabaza cocida y tiritas de yuca.

Gallo pinto

Gallo pinto

Tal vez el plato nacional por excelencia. Lo encontrarás en cada casa, en cada restaurante y rincón del país.

Es un plato de arroz y judías (aquí llamados frijoles) mezclados que puede acompañar todo tipo de comida. Por lo general se hace con pequeñas judías rojas de sabor dulzón y un dejo picante. Todo ello parece ser que lo convierten en el plato ideal para comer a toda hora del día.

Te lo encontrarás en tu plato de desayuno, junto a unas rodajas de plátano frito. Junto a la porción de ave al mediodía y como complemento ideal de la cena. Además de poder comerlo en la calle o en el mejor de los restaurantes.

Baho

Un plato tradicional que poco a poco se relega a los fines de semana o a algunas celebraciones familiares porque lleva mucho tiempo de preparación. En el interior, es más fácil encontrarlo, pero no pierdas la oportunidad de hacerlo.

Sobre hojas de plátano se cocinas finas tiras de carne seca al sol, marinada con zumo de naranja, cebollas y pimentón. Sobre la carne se cuecen todas las verduras además de yuca y plátano verde, durante varias horas.

El resultado es un paquetito verde con un relleno jugoso donde el plátano se ha transformado en una miel rojiza que empapa todos los ingredientes.

En Diario del Viajero | Plato tìpico boliviano: la llajua
En Diario del Viajero | Vietnam: ABC gastronómico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios