Sigue a Diariodelviajero

Iglesia Valladolid México

Una de las desventajas que tiene realizar una excursión organizada es que no nos van a dejar el tiempo que nos gustaría conociendo un lugar. O, por el contrario, tal vez nos dejen demasiado tiempo en algún sitio del que querríamos irnos cuanto antes. En Valladolid, México, tuvimos esa primera sensación de querer desprendernos de las ataduras del grupo y quedarnos a callejear por la ciudad.

Llegamos a Valladolid tras visitar Chichén Itzá y bañarnos en un cenote, para ver de cerca esta ciudad colonial del estado mexicano de Yucatán, un lugar que recibe numerosos visitantes no solo por sus atractivos intrínsecos sino también por la infraestructura que la une a otros sitios importantes para el movimiento turístico.

Valladolid está a 158 kilómetros de Cancún y cerca de los complejos arqueológicos de Chichén Itzá (50 km.) y de Cobá (30 km.). En 2010 era la mayor ciudad en cuanto a población del oriente de Yucatán. También era la segunda ciudad en importancia y la tercera con mayor número de habitantes de todo el estado, solo detrás de Mérida y Kanasín.

La ciudad fue fundada por conquistadores españoles en 1543 con el nombre de Valladolid en homenaje a la ciudad española homónima. Desde su fundación y durante la colonia española se convirtió en el centro de desarrollo del oriente de la Península de Yucatán, y esta importancia aun se aprecia en muchas de sus calles.

La ciudad donde tuvo lugar “La Primera chispa de la Revolución Mexicana” en 1910 es conocida actualmente como “La Capital del Oriente Maya”. A diferencia de las aldeas que a menudo nos podemos encontrar en esta zona, la construcción de ladrillo, las plazas y las iglesias van perfilando la ciudad. También los coches y las tiendas de souvenirs, claro…

Pero detengámonos en algunos de los lugares que más llamaron nuestra atención en el centro histórico y por lo que merece la pena una visita a Valladolid.

Heladero en la Plaza de Valladolid Heladero en el Parque Principal de Valladolid

Lugares de interés en el centro de Valladolid

  • La plaza y parque principal Francisco Cantón Rosado constituye el centro neurálgico de la ciudad, y en ella nos detenemos a contemplar su fuente con el monumento a la mestiza vallisoletana, a descansar en sus bancos de hierro forjado o comprar un helado al vendedor ambulante. A su alrededor tenemos lugares que visitar.
  • El Templo Parroquial de San Servacio o Gervasio es la iglesia más famosa e importante se ubica junto a esta plaza. Fue empezada a construir en 1543, tras la fundación de Valladolid. Una historia sangrienta hizo que en el siglo XVIII la iglesia se remodelara. Se conservó el pórtico de la fachada principal que miraba, según la costumbre, hacia el poniente, con las esculturas de San Pedro y San Pablo.
  • El Palacio Municipal fue construido en el siglo XVI. En 1806, el edificio fue reestructurado para alojar el Palacio Municipal. Es una copia de la Casa Real de Santo Domingo, en República Dominicana. Podemos visitar parte de sus dos plantas y el patio. En el interior del Palacio Municipal tenemos la Casa de la Cultura.
  • La Casa de los Venados es una gran casa privada/museo de arte popular mexicano de 1700m2, una joya de la arquitectura colonial de Valladolid que alberga más de 300 piezas de arte en su colección. Se puede hacer visitas guiadas y en ocasiones se abre al público para conciertos.
  • Centro Artesanal Zaci, una antigua casa colonial que en la actualidad alberga el trabajo de los artesanos, que realizan algunas técnicas que existen desde la época prehispánica como le urdido de hamacas, el tallado de maderas y piedra, el bordado de hilo contado, la elaboración de figuras en barro…
  • También el bazar municipal es una antigua casa colonial y en la actualidad encontramos huaraches (típicas sandalias), finas bolsas de piel, piezas de oro hechas a mano, tapetes de henequen, sombreros de pluma o un espléndido huipil, el vestido y blusa regionales típicos.
  • Museo San Roque, en el antiguo Hospital del Santo Nombre de Jesús. En el patio del hoy museo (convertido en el Parque de los Héroes) fueron sepultados personajes históricos relacionados con episodios importantes en la ciudad. En este museo podemos aprender sobre el pasado y el presente del viejo Zací, sitio donde fundado Valladolid y sus alrededores. El recinto alberga piezas arqueológicas como una cabeza de serpiente hallada recientemente en excavaciones de la zona arqueológica de Ek Balam.
Covento San Bernardino Siena Convento de San Bernardino de Siena – Valladolid

No olvidemos el Convento de San Bernardino de Siena, en el parque del barrio de Sisal de estilo franciscano y similar a una fortaleza medieval. O la exquisita gastronomía de Valladolid, reconocida a nivel internacional (lomitos, escabeche oriental, sopa de lima, cochinita pibil… el licor Xtabentun…).

Las noches en los “Domingos Vallisoletanos”, donde turistas y gente del lugar bailan al ritmo de una banda del recuerdo en un ambiente 100% familiar.

La Calzada de los Frailes, el mercado municipal “Donato Bates”, los antiguos telares o los múltiples cenotes que podemos ver en los alrededores (y en muchos tomar un refrescante baño) completan las razones para acercarse a Valladolid, una ciudad colonial que aún conserva en sus calles un sabor histórico auténtico.

Más información | Vist México
Fotos | Celso FLORES, Shubert Ciencia, Michael (a.k.a. moik)… en Flickr-CC
En Diario del viajero | El Templo de los Guerreros y las Mil Columnas en Chichén Itzá, Razones para acercarse a Playa del Carmen en la Riviera Maya

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios