Síguenos

azafata china.jpg

Cada dia son mas las jóvenes chinas que aspiran a ser azafatas o auxiliares de vuelo. En una economía en plena expansión como la del “gigante”, las empresas aéreas se multiplican, se abren nuevas rutas y la demanda de personal está en aumento.

En el imaginario de miles de jovencitas, ser azafata es una profesión super glamurosa. Viajas permanentemente, te dan un uniforme bonito (bueno, salvo excepciones como los de Ryanair), y estás rodeada de un ambiente “internacional”. La realidad suele rebatir algunos de esos clichés. Pero en China, es una profesión con un altísimo prestigio social y muy buscada como salida laboral.

Miles de niñas compiten cada vez que se abren convocatorias de empresas aéreas para completar su plantilla, a pesar de que las condiciones reales de trabajo no sean tan fantásticas: extenuantes jornadas, paga escasa, pasajeros poco educados, etc.

Las chicas se forman y compiten con ilusión: nadie les dice que tendrán que limpiar ellas mismas los inodoros de los aviones entre vuelo y vuelo, y soportar a los pasajeros locales. De hecho, los viajeros chinos están considerados entre los mas groseros del mundo .

Las aspirantes deben pasar por un casting al mejor estilo Operación Triunfo en el cual mas del 80% se queda en la primer entrevista. Un “jurado” por parte de la empresa analiza cada caso que se presenta a si misma con sus cualidades y aptitudes.

Veamos qué pide China Southern Airlines a quienes quieran ser sus auxiliares de vuelo:

  • Mujer
  • Soltera
  • Como máximo de 25 años
  • Debe medir entre 1,52 y 1,80 m
  • Una determinada relación altura/peso
  • Con piernas rectas (ni patizamba, ni arqueadas)
  • Sin lentes
  • Sin cicatrices
  • Voz dulce
  • Manos pequeñas y suaves

En muchos lugares del mundo, estos requisitos serían considerados como discriminatorios.

Foto y más info |Global Times China
En Diario del Viajero | Azafatas de ayer y de hoy

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios