Síguenos

Iglesia de las Naciones

Hace unos días comenzamos un paseo por el Monte de los Olivos, uno de los puntos más visitados de la ciudad de Jerusalén. Continuamos hoy detallando otros puntos de interés en la visita.

Basílica de las Naciones

A pasos del Cementerio judío a medida que asciendes el monte, te encuentras con esta gran iglesia católica que es también conocida como Iglesia de la Agonía (foto), construida sobre las ruinas de otras dos anteriores donde se supone que Jesús rezó la noche antes de ser juzgado y crucificado.

Este templo tiene apariencia bizantina pero fue construido a principios del siglo XX con fondos donados por diversos países que se encuentran representados con sus símbolos nacionales. Para verlos deberás fijarte bien en la intrincada decoración de los cristales del techo y encontrarás flores, pájaros y árboles de los diversos países.

Esta iglesia es regida hoy por los franciscanos que han designado un pequeño rincón del jardín para que los fieles anglicanos se reunan allí. Como en casi todas las casas de oración en Israel (no importa la fe), cada centímetro cuadrado es defendido con uñas y dientes por sus protectores.

Iglesia Ortodoxa de Santa María Magdalena

Iglesia ortodoxa Monte de los Olivos

María Magdalena es quizás el personaje femenino mas cercano a Jesús y el que despierta más especulaciones. De prostituta a esposa de Cristo, todo se ha dicho de ella. Su iglesia destaca en el Monte de los Olivos por sus siete cúpulas doradas con forma de cebolla, típicas de la arquitectura rusa.

Fue mandada a construir por el Zar Alejandro III a finales del s.XIX. Aquí podemos ver algunas imágenes de su interior

Iglesia del Llanto de Jesús o Dominus Flevit

Cuando estuvo cerca y vio la ciudad, se puso a llorar por ella“ (Lucas, 19-41)

Así relata la Biblia la llega de Jesús a Jerusalén y su impresión al ver la ciudad. Se supone que este pasaje ocurrió en el lugar donde se ubica esta pequeña iglesia construida a principios del siglo XX. Sin embargo, a poco de entrar, verás unos mosaicos bizantinos originales en el suelo, que son del siglo VII.

Para rememorar la vista que tuvo Jesús, detrás del altar hay una gran ventana que se abre sobre Jerusalén.

Gruta y Basílica del Padre Nuestro

monte de los olivos

En la parte alta del Monte de los Olivos y a escaoss metros del lugar señalado como de la Ascensión, se encuentra la gruta y Basílica del Padre Nuestro. Según la tradición Jesús instruyó aquí a sus apóstoles sobre muchas cosas y les enseñó el Padre Nuestro, además de revelarles algunos secretos sobre el fin del mundo y la destrucción de Jerusalén, de la cualk tenìan una vista privilegiada.

Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”. Él les dijo entonces: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino; danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación“ (Lucas 11-1-4)

La gruta está junto a un monasterio de Carmelitas de clausura, fundado en 1868 por la princesa de la Tour d’Auvergne, llamado Pater Noster. El el claustro de este convento podrás leer el Padre Nuestro en mas de 30 lenguas (foto).

Iglesia de la Ascención

Es es lugar más simbólico del Monte de los Olivos: la roca sobre la cual Jesús posó sus pies por última vez en la Tierra antes de ascender a los cielos, según las escrituras. En este lugar, en la cima del monte, poco queda de aquel momento.

Los cristianos romanos construyeron aquí un templo denominado Imbomom (390 d.C.) que fuera destruido por los persas (614 d.C.) y reconstruido por los cruzados con el nombre de Iglesia de la Ascensión. Dentro del edículo estaba la piedra sobre la cual, según la tradición, se posaron los pies de Jesucristo.

Con Saladino, en 1187, la iglesia fue transformada en mezquita. Desde entonces ha sido propiedad del waqf islámico de Jerusalén, bajo el cual esta iglesia se ha reducido a un pequeño edificio octogonal, sin apenas adornos ni cuidado. En su interior verás una loza señala de las demás iguales que componen el suelo del pequeño espacio. Unos pocos ladrillos la enmarcan: es la piedra de la Ascención.

Aqui dejamos una reconstrucción de lo que debió ser la Iglesia de la Ascensión originalmente.

Fotos | María Victoria Rodríguez, Guide Israel en Flickr
En Diario del Viajero | El Monte de los Olivos en Jerusalén (I)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios