A 30.000 pies de altura : esas cosas que nunca te cuentan cuando vuelas

Sigue a

cabina

Cuando te sientas con el cinturón abrochado y se cierra la puerta, sientes que pierdes el control de lo que puede llegar a pasar. Estás metido en una lata que se elevará mágicamente a 30.000 pies de altura y no puedes hacer nada mas que dejarte llevar. Por suerte, en el vuelo también viaja una pareja de pilotos y todo un grupo de tripulantes que están allí para ayudarte. Pero no te cuentan todo…

Después de hablar con algunos profesionales del sector, leer por aquí y por allí, y prestar atención a lo que se dice y ocurre a bordo durante el viaje, traigo aquí algunos datos que no siempre conocemos los pasajeros normales.

  • Hoy leía que el personal de vuelo tiene un detallado protocolo que se activa cuando alguna persona del pasaje (pasajero o tripulación) presenta síntomas de intoxicación alimenticia.
  • Por lo menos en compañías aéreas americanas, cuando pidas un café ten por seguro que será descafeinado. Para evitar que un par de tazas de café exciten en demasía a algún pasajero, sólo llevan café descafeinado a bordo.
  • Antes de salir, habrás escuchado que se da la orden de: “arm doors and cross check“, ¿verdad? Es el momento en que el personal de cabina cierra las puertas, con los dispositivos de seguridad correctamente colocados. El control cruzado o cross check que se pide significa que un compañero chequeará la tarea hecha por el otro para ver si no se olvidó de nada.

Foto | Maria Victoria Rodriguez
En Diario del Viajero | A 30.000 pies de altura: curiosidades

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios