La escalera más larga del mundo, escaleras que giran al revés, escaleras helicoidales que se cruzan, escaleras que no llevan a ningún sitio y la escalera como una importante causa de muerte (y III)

Síguenos

Las escaleras son más extrañas de lo que creemos, como os adelantaba en la anterior entrega de esta serie de artículos. También permiten viajar en el tiempo. Ya os hablé de lo que supone físicamente el subir por todas las escaleras del Empire State Building. Pues bien, gracias a la teoría de la relatividad de Albert Einstein, sabemos que si subes a una escalera, envejecerás más deprisa.

Ello se debe a que, cuanto más fuerte sea el campo gravitatorio, más rápido será el movimiento y mayor la dilatación temporal (es decir, más despacio transcurrirá el tiempo). Por ejemplo, si subimos hasta la última planta del Empire State Building, que está a 380 metros de altura, y permaneciéramos allí durante 79 años… perderíamos 0,000104 segundos de nuestra vida.

Así de fascinantes son las escaleras, y que te permitan viajar por el tiempo (aunque sea poco) es un aliciente para subirlas (además de constutuir un estupendo ejercicio aeróbico). Aunque cuidado: también pueden ser muy peligrosas. Quizás la parte de la casa que más accidentes provoca de toda la casa es la escalera (si nuestra casa dispone de escaleras, claro). Según el Departamento de Comercio e Industria británico, en 2002 se produjeron, solo en el país, 306.166 accidentes por culpa de escaleras, tan graves que requirieron atención médica.

Según un estudio de un investigador del MIT, John A. Templer, titulado The Staircase: Studies of Hazards, Falls and Safer Desing, las cifras reales de caídas de escaleras están muy infravaloradas en general: son una causa de muerte accidental que supera en mucho a las muertes por ahogamiento, o quemaduras.

Pero no temáis, id cuidado y así podréis disfrutar de todas estas escaleras extrañas que hay por el mundo:

Edificio KPMG

Situada en Munich, Alemania, una ciudad de la que ya me declaré fan hace unos días, esta fabulosa escalera pudiera parecer un dibujo o una atracción de un parque de atracciones dedicado a M. C. Escher. Pero es una escalera perfectamente funcional.

Fue diseñada por Olafur Eliasson y construida en 2004, bautizándola como Umschreibung (reescritura).

Concretamente la encontraréis en el patio del edificio de la firma de contabilidad KPMG, en Ganghoferstrase, 29.

Garvan Institute

Esta escalera espiral está situada en Sidney, Australia. Es como la montaña rusa de las escaleras. Da mucho pereza subirla, pero se usa a menudo porque está instalada en el Instituto Garvan de Investigación Médica. Diseñado por el arquitecto australiano Ken Woolley, la escalera se extiende por un total de 6 plantas e imita la doble hélice del ADN.

En España tenemos una igualmente muy, muy espiral: la del Museo do Pobo Galego de Santiago de Compostela.

Umeda Sky Builiding

En Osaka, Japón, podemos encontrar una escalera tecnológica: una escalera mecánica. Quizá no es una escalera en sentido estricto: más bien es como un ascensor con peldaños. Pero bueno, no nos pongamos puristas. Lo particular de esta escalera en particular es que tiene el título de ser la escalera mecánica más larga del mundo.

Se encuentra en el Umeda Sky Building. Este edificio que mide 173 metros y tiene 40 pisos.

Así de importantes, extrañas y peligrosas pueden llegar a ser las escaleras. Hasta el punto de que las escaleras pueden convertirse en objetos que precisan de instrucciones. Como explicaba aquel texto irónico de Julio Cortázar titulado, precisamente, Instrucciones para subir una escalera.

Foto | Wikipedia | yushimoto_02
En Diario del Viajero | La escalera mecánica cubierta más larga del mundo está en Hong Kong

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios