Sigue a Diariodelviajero

jet lag


Uno de los trastornos viajeros más conocidos es el jet lag. También conocido como descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios, es este un desequilibrio del reloj interno de cada persona, ese que marca los periodos de sueño y vigilia.

Claro, es que el hecho de viajar en avión distancias muy largas, y atravesar diferentes husos horarios hará que el viajero se encuentre confundido ante tantos cambios.

Síntomas


Algunos de los síntomas que pueden llegar a sentir las personas que sufren jet lag son los siguientes:

  • Fatiga o cansancio general.
  • Problemas digestivos tales como vómitos y diarreas.
  • Confusión en la toma de decisiones o al hablar.
  • Falta de memoria.
  • Irritabilidad.
  • Apatía.

Recomendaciones

Los especialistas indican que al viajar hacia el oeste será mejor prolongar más el día, mientras que si se lo hace hacia el este una buena idea será dormir durante el vuelo.

Otros consejos a tener en cuenta son los siguientes:

  • Comer de forma ligera durante el viaje.
  • Beber mucha agua y evitar las bebidas alcohólicas, carbonatadas o con cafeína.
  • Descansar antes de comenzar el viaje y dormir durante el vuelo.
  • Llevar gafas de sol para engañar al reloj interno.
  • Si se puede, comenzar la adaptación unas semanas antes de volar. ¿Cómo? Adelantando o atrasando la rutina diaria (de acuerdo a las diferencias horarias del destino).
  • Visitar a un médico para conocer los pasos a seguir, básicamente aquellos que deban utilizar medicación con un horario estricto.
  • Al llegar al destino, exponerse al sol durante el día.

Foto | Flickr de Alan Cleaver
En Diario del Viajero | Trastornos viajeros: el Síndrome de Jerusalén, Trastornos viajeros: el síndrome de Stendhal, Trastornos viajeros: Síndrome de París

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario