Sigue a

moneda

Cuando salimos de nuestro propio país y debemos utilizar una moneda desconocida, solemos quedarnos con la impresión que nos han timado. Con cambios irreales o con moneda falsa.

Para evitar en parte caer en esos males, convendría tomar ciertas precausiones. A saber:

  • Dentro de los preparativos del viaje, informémonos sobre la moneda vigente en el país de destino. Para ello contamos con las herramientas que nos da la red, entre ellos las búsquedas de imágenes de los buscadores, o las páginas oficiales de las casas de monedo o bancos centrales de cada país.
  • En estas últimas webs encontraremos también información para detectar las falsificaciones. Ahora bien, ¿cómo entender las indicaciones del Banco Central de Turkmenistán? Pues nada, no podremos tener la seguridad completa.

  • Consultar la tasa de cambio vigente y la evolución de la misma. El cambio de una moneda puede tener oscilaciones muy bruscas de un día para el otro en algunos países, o tener una estabilidad que nos de la posibilidad de hacer una tabla de conversión que nos acompañe.

Recordemos aquí algunos posts sobre este tema:

También hemos dado algunos consejos sobre el tema del manejo de moneda en algunos destinos puntuales, entre ellos Uruguay, Cuba o Japón

En Diario del Viajero | ¿Dónde va el dinero de la Fontana di Trevi?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario