Compartir
Publicidad
Publicidad
Consejos para evitar los mareos cuando viajas en coche
Consejos

Consejos para evitar los mareos cuando viajas en coche

Publicidad
Publicidad

Dentro de unos pocos días cientos de miles de coches se echarán a la carretera camino de ese destino elegido para pasar Semana Santa. Para muchos será un simple trámite (devorar kilómetros) pero para otros será enfrentarse a un temido mal: los mareos.

Para ellos, es saber que deberán sobreponerse a los mareos, náuseas y vómitos provocados por los desplazamientos. Si viajas con niños, lo sabrás porque los peques son muy propensos a estos síntomas. Pero también los mayores.

¿Cómo combatir los mareos cuando viajas en coche?

¿Por qué se producen los mareos?

Todo tiene un por qué. Los mareos tienen un nombre: cinetosis y consiste en una sensación de malestar profundo, acompañado básicamente de náuseas y vómitos.

La causa está en una estimulación excesiva del aparato vestibular,que se halla situado en el oído interno y forma parte del órgano del equilibro. No es una enfermedad sino una hipersensibilidad, es decir, hay personas que tienen una especial sensibilidad a estímulos en movimiento, como cambios de ritmo, paradas bruscas, balanceos o vaivenes.

No debemos olvidar el factor sicológico. Hay muchos viajeros que con sólo pensar en hacer un desplazamiento en coche o en barco, ya anticipan su malestar y se agobian. Esto, por supuesto, sólo hace que tengan más probabilidades de sufrir mareos.

Hasta ahora no se ha descubierto ninguna explicación médica que determine por qué unas personas son más propensas a marearse que otras. Por suerte, existen en el mercado píldoras y parches que ayudan a mitigar esos malestares. Cuando salimos con niños (o para uno mismo), ¿quién no ha echado mano de unas pastillitas de Biodramina, "por las dudas"?

Algunos consejos

  1. Siempre es mejor viajar en la parte delantera del coche. Allí se mueve menos.

  2. Toma agua con frecuencia. Es mejor estar bien hidratado siempre, y más cuando puedes sufrir mareos.

  3. Ventila el coche a menudo. El encierro o los olores fuertes como el del tabaco, o el calor y el ambiente cerrado, no ayuda.

  4. Deja el libro, la tablet, el móvil o la videoconsola cerrados. Fijar la vista en algo dentro del coche en movimiento te caerá fatal.

  5. Trata de recostarte, manteniendo la cabeza fija y la mirada en un punto lejano. La mejor postura es estar semirrecostado con la cabeza bien apoyada.

  6. Controla tu cabeza. No lo digo físicamente, sino controla esos pensamiento que sólo te agobiarán pensando:"Ahora me voy a marear" "¡Voy a vomitar, seguro!" Conseguirás el efecto contrario y es posible que lo acabes padeciendo. Ocúpate con algo divertido y ameno: charla con tus compañeros de viaje, haz planes para los próximos días, escucha música, inventa un juego.

  7. No realices movimientos bruscos, es mejor que intentes permanecer inmóvil durante el trayecto y especialmente en los tramos con más curvas.

  8. Por seguridad y más aún en estos casos, si hay alguien en el coche que sufra mareos, debes hacer paradas regulares cada un par de horas como máximo. Sal del coche, estira las piernas, respira aire fresco. Si es posible en sitios lejanos a la carretera o gasolineras para evitar los olores fuertes del humo o el carburante.

  9. Conducir suavemente y evitando, si es posible, carreteras con curvas pronunciadas. Dile a tu marido, hermana, padre o colega, que recuerde que no es una carrera y que tú estás allí pasándolo fatal.

  10. Si aún así te sientes mareado, haz inspiraciones profundas que te ayudarán a combatir síntomas tan molestos como las náuseas. Y sino, echa mano de esa pastillita que llevas en el bolso. Que todo ayuda.

Viajar con niños en coche
Viajar con niños en avión
Viajar con niños en crucero

En Diario del viajero | Más sobre salud y viajes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos