Consejos para sobrevivir a un viaje en autobús

Sigue a

Bus

Dejando el coche a un lado, de las diferentes posibilidades de transporte de que disponemos para realizar un viaje (autobús, barco, ferrocarril y avión), la menos secuctora y más odiada de todas por los viajeros quizá es el autobús, sobre todo cuando se trata de un viaje largo de muchas horas o incluso días.

El barco, siempre y cuando se trata de un crucero, yate o similar y no nos dé pánico el mar abierto, siempre es una opción que gusta. El ferrocarril, sobre todo ahora que los trenes de alta velocidad son ya una realidad, es también una buena opción, en todo caso mejor que la del bus. Y el avión… qué vamos a decir del avión. Tiene sus cosillas, como todos, pero en un plis estás en tu destino sin despeinarte.

Pero el autobús... un viaje de muchas horas o incluso días en bus es matador y aburrido se mire por donde se mire tanto física como psicológicamente. Que sí, que tiene también sus cosas buenas, como que es una experiencia viajera en sí misma, o que uno disfruta más viaje en el sentido estricto de la palabra y también del paisaje. Pero ni así. Así que vamos a daros unos consejos para que si tenéis pensado viajar en autobús el suplicio se os haga más llevadero y sobreviváis al mismo:

1. Viaja siempre en compañía para tener con quién compartir el suplicio: eso de viajar en solitario en bus no es nada recomendable. No tendrás con quien compartir la dura experiencia y además te expones a tener que aguantar a otro viajero solitario que no tiene nada mejor que hacer que contarte su vida. Te arriesgas a cargar con él todo el viaje.

2. Lleva gadgets que no molesten al resto de viajeros: a falta de compañía, el iPod (mejor que un walkman o un reproductor CD portátil) es el mejor compañero de viaje posible. No molestarás a nadie (salvo que te dé por mostrar tus dotes para el canto en voz alta) y evitarás que las conversaciones del resto de pasajeros te molesten también.

3. Viaja agotado o toma pastillas para dormir: no hay peor situación que la de iniciar un viaje en bus con el cuerpo descansado. Te aburrirás soberanamente. Dormir es la mejor elección para un viaje de varias horas. Y el no dormir demasiado la noche anterior al viaje te ayudará a conciliar el sueño. En su defecto, toma pastillas para dormir y felices sueños.

4. No vistas excesivamente bien: tu nivel de comodidad será directamente proporcional a la forma en que vayas vestido.

5. Lleva contigo un completo pack higiénico: tus expectativas de comodidad y limpieza deben ser bajas si no te quieres amargar el viaje nada más subir al autobús. Si te gusta la limpieza, lleva un completo kit higiénico para hacerte el viaje más llevadero.

6. No viajes en víspera de festivos importantes: léase Nochebuena, Nochevieja… porque esos días viaja todo el mundo. Sí también en bus, así que todo lo anterior se verá todavía más agravado, si cabe.

Vía | Gridskipper
Fotografía | kriskaer
En Diario del Viajero | Ozbus: de Londres a Sydney en autobús
En Diario del Viajero | Busworld: el autobús más largo del mundo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario