Sigue a

la pregunta de la semana


Ya tienes los planes, el billete, las aplicaciones y las ganas. Sólo falta preparar el equipaje con la ropa, los accesorios y los gadgets necesarios.

Pero ¿Dónde colocar todo ello? Pues por ese motivo nuestra pregunta de esta semana es la siguiente:

¿Mochila o maleta?

Ambos elementos tienen sus cosas a favor y sus cosas en contra. La mochila es la forma más práctica de cargar el equipaje, sin preocuparse por escaleras, subidas y bajadas. Recuerdo lo bien que me sentí cada vez que, con mi mochila cruzaba en Venecia a viajeros intentando trasladarse con sus maletas. O en las escaleras del metro. Claro que, suele suceder, que la ropa allí dentro se arruga con más facilidad.

Así, la maleta permite organizar de mejor manera las prendas, los zapatos y los accesorios. De esta forma, una vez que se llega a destino, la ropa saldrá en mejores condiciones. Pero… llevar una maleta, a pesar de las ruedas y las asas, siempre es más complicado.

Por favor, responde a nuestra pregunta en el apartado Diario del Viajero Respuestas y NO a modo de comentario en este post.

La pregunta de la semana anterior

Una semana atrás, mi compañera Carmen preguntó qué os guiaba a comprar un billete de avión. ¿Precio? ¿Aerolíneas? ¿Escalas?

Pues las respuestas no se hicieron esperar y fue María Vilaró quien dijo: “Una combinación de todo. El precio tiene un gran peso (…). El número de escalas es importante, si tengo que pagar más para ahorrarme una escala lo haré. Pero en contrapartida el tiempo no me importa tanto, así que si puedo ahorrar un poco por un par de horas más en el aeropuerto, lo aprovecho (…). La hora de llegada a destino la vigilo mucho, intento no llegar demasiado tarde para evitar problemas con el transporte y alojamiento, y también intento no tener que madrugar mucho, pero eso ya es un lujo. La aerolínea importa, claro”.

Por su parte, David Peiró explicó que “Para distancias cortas (2-3 horas o menos) simplemente miro el precio y la distancia y precio en trasporte publico a la ciudad que voy. En trayectos largos (cruzar el charco) sí miro el numero de escalas y el tiempo, intentando buscar un equilibrio entre precio y tiempo. Por último algo que intento hacer siempre es llegar al destino por la mañana y volver lo mas tarde posible”.

Y, por último, José Miguel Saiz dejó su opinión: “Lo más importante para mí es el tiempo de viaje. No me importa pagar más siempre que el sobreprecio sea razonable. No llevo bien eso de perder mi tiempo en los aeropuertos”.

En Diario del Viajero | La Pregunta de la semana

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario