10 cosas imprescindibles en Granada

Sigue a Diariodelviajero

Zoco


Por suerte, ya las he hecho casi todas. La provincia da para eso y mucho más. Ciudad, playa, nieve, paisaje, tradición, modernidad, monumentos, gastronomía… se dan cita en este enclave codiciado por miles de viajeros cada año.

Me falta probar el caviar de Riofrío (aunque esto no creo que lo haga), y conocer los pueblos del Poniente Granadino. Aunque he visitado alguna casa cueva, tampoco he dormido en ella. Así me quedan razones para volver a la provincia. Éstas son las 10 cosas que no puedes perderte en Granada:

1. Visitar la Alhambra y el Generalife. Patrimonio de la Humanidad, este conjunto monumental es el más emblemático, conocido y visitado de Granada y se ha convertido en líder del turismo cultural en España.

2. Visitar el Parque de las Ciencias. El movimiento de la tierra, el ADN, o el principio de Arquímedes son algunos puntos que dejarán de tener secretos para el visitante en el Parque. Podremos introducirnos en un caleidoscopio gigante, sentir la fuerza del viento, experimentar con electricidad, jugar con sonidos… todo con el fin de acceder a las ciencias de forma práctica y didáctica. La Sala Explora para los más pequeños, el Planetario o el Mariposario completan la visita.

3. Visitar los Barrios del Albaicín (Patrimonio de la Humanidad) y el Sacromonte. Las vistas desde el mirador de San Nicolás al atardecer sobe la Alhambra están muy solicitadas, pero Albaicín esconde otros rincones más solitarios desde los que observar la misma bella panorámica.

4. Esquiar en Sierra Nevada, la estación más meridional de Europa, con un clima excelente para practicar el deporte. Pero aun sin nieve acercarse a esta cima, coronada por los picos Mulhacén y Veleta, merece una visita.

5. Bañarte en las múltiples playas y pequeñas calas de la Costa Tropical. Los 320 días de sol al año, la temperatura media de 20 grados y los 8 kilómetros de litoral dan muchas oportunidades. Almuñécar, Motril, Salobreña y otros pueblos esperan al viajero, no sólo con sus playas. También gastronomía marinera, deportes como el golf o una tradición cultural milenaria se unen para que no nos podamos perder esta costa.

Almuñecar

6. Conocer la arquitectura de La Alpujarra, haciendo un viaje hasta sus orígenes en las tribus bereberes que poblaron estas tierras. Entre Sierra Nevada y el mar Mediterráneo, es una comarca casi virgen, con pequeños pueblos blancos coronados por sus típicas chimeneas. Ideal para el turismo rural, la práctica de senderismo o el turismo de salud en el famoso balneario de Lanjarón. El jamón de Trevélez o las vistas desde Pampaneira o Bubión tampoco nos las podemos perder.

7. Dormir en una casa cueva para sumergirse en la cultura y en la forma de vida de muchas familias granadinas. Estos alojamientos son típicos de las comarcas de Guadix y El Marquesado, en Baza-Huéscar, y en el granadino barrio del Sacromonte. Una treintena de estas peculiares construcciones están regladas y catalogadas como alojamientos turísticos. En Nigüelas, un pueblecito de las Alpujarras, también existen unas viviendas trogloditas incrustradas en la montaña.

8. Probar el caviar ecológico de Riofrío y recorrer los pueblos del Poniente Granadino. La gran piscifactoría de Loja cría el esturión y la trucha. Frescos, congelados o ahumados en caliente, así como cremas y patés de los mismos pueden degustarse en los numerosos restaurantes de Riofrío. Otras poblaciones de legado árabe tienen interés en esta zona: Alhama de Granada, Montefrío, Íllora y Moclín…

Alhambra Albaicin9. Ir de compras por Granada. Nos introducimos en el corazón de la capital para recorrer sus calles comerciales o los mercadillos. La alfarería, la ebanisería, el arte nazarí salpican el antiguo zoco de la Alcaicería, en el que se pueden encontrar las tiendas con los recuerdos más típicos de Granada. Los juegos de té moriscos son preciosos, no puede evitar traerme uno de mi última estancia en Granada.

10. Disfrutar de las tapas y la cocina granadina. Caracoles guisados, patatas a lo pobre, pescados rebozados, migas, embutidos, quesos, pinchos de carne… Hasta paellas en miniatura puedes encontrar de tapa. Es recomendable buscar los establecimientos más típicos y con tradición en la ciudad, como la zona que se encuentra entre la Plaza del Ayuntamiento y la Catedral. En los pueblos el tapeo suele ser espectacular en cualquier bar.

¿No os entran ganas de volver a Granada?

Más información | Turismo de Granada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios