Sigue a

Si la contemplación de los viñedos puede ser un espectáculo especialmente en otoño, ahora que ha llegado el invierno no iba a ser menos. Pero con un toque artístico. Una viña de Jerez de la Frontera (Cádiz) se ha convertido en un gigantesco lienzo sobre el que un artista ha trazado, con 18 kilómetros de lana, una obra titulada “Blanco alentador”.

El artista es el gaditano Paco Pérez Valencia, que junto a un equipo de siete personas han enredado y tensado la lana blanca entre las vides, sintiéndose como bailarines de danza contemporánea. Todo un reto el de aunar arte y naturaleza, en un proyecto efímero.

Un proyecto que tuvo su precedente en una iniciativa similar con lana roja en el 2010 una plaza de Sevilla (“Diez kilómetros de lana gruesa”). En esta ocasión, aunque cambiando el color, se ha utilizado el mismo material inocuo, la lana, para crear un dibujo que según sus palabras es

Fresco, desinhibido, brutal, arrítmico y roto, como si lo hubiera hecho un niño (…) El lenguaje artístico existe por el mero placer de querer existir…

Su obra “Blanco alentador”, que puede evocar la nieve sobre unas cepas a punto de ser podadas, quedará sobre el terreno durante todas las Navidades, para celebrar el décimo aniversario de las Bodegas Luis Pérez, en Jerez de la Frontera.

Vía | EFE
En Diario del viajero | La niebla sobre los viñedos de La Rioja, Chancillería, un hotel ecológico en Jerez, Lanzarote: viñas sobre tierra volcánica

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario