Sigue a Diariodelviajero

Cala del Frailecillo

Comenzamos ayer un paseo por las mejores playas de Cádiz a mi entender. Habíamos quedado en el Faro de Trafalgar reflexionando sobre las oportunidades históricas perdidas.

Nuestro camino, siguiendo el recorrido de la ruta N340, nos lleva a El Palmar ( point surfero) y Conil. La visita se centra en las playas al oeste del pueblo (que en sí mismo no ofrece demasiado, salvo un alojamiento decente y lugares de comida).

Las calas que se abren pasando la punta del puerto de Conil llevan el nombre de Roche aunque cada una de ellas, esculpidas entre acantilados dorados, lleve el suyo: Cala del Faro (cerrado el acceso por el mal estado de su escalera), Cala Tio Juan de Medina, Cala Aspero, Cala del Pato, Cala del Frailecillo (foto), Cala Encendida y Cala de Roche (junto a la urbanización del mismo nombre.

El acceso a las calas es siempre aventurado: escaleras talladas en la roca de los acantilados que ponen a prueba el equilibrio pero que merecen el esfuerzo. Las calas no tienen servicios de apoyatura, por lo que al tema de bajar la escalerita, hay que sumarle cargar con la sombrilla y la neverita para todo el día.

Playa la Barrosa

Se recupera la linea de playa en Roche para seguir hacia el oeste rumbo a Novo Sancti Petri y La Barrosa (foto). Sin embargo, mi rincón preferido en esta zona está más allá del caño de Sancti Petri. Una punta de arena casi salvaje en Chiclana de la Frontera donde todavía se vive esa sensación de ser el primero en pisar esa playa (aunque no sea así, claro).

A poco de aquí Cádiz tiene su presencia potente y altiva mirando hacia América. Pero nuestro recorrido de playas la esquiva para retomar la línea de la costa, más allá de Rota y Chiclana, en Sanlucar de Barrameda.

Sanlucar

De origen remoto, con restos arqueológicos conocidos como “El Tesoro de Evora”, Sanlúcar , después del paso de varias civilizaciones, se organizó como población a finales del s. XIII. Ligada en su historia a los duques de Medina Sidonia, se convierte pronto en uno de los puertos más activos.

Desde aquí partió Don Cristóbal en el tercero de sus viajes, como también Magallanes y Juan Sebastián Elcano en su Primera Vuelta al Mundo.

El litoral de Sanlúcar de Barrameda lo conforman cuatro playas compuestas por arena fina y dorada. Las condiciones para el baño son inmejorables gracias a las tranquilas aguas, ya famosas desde el siglo XIX por sus cualidades terapéuticas: La Jara, Las Piletas, Bonanza y Bajo de Guía.

En ésta última están los principales restaurantes donde disfrutar de la cocina gaditana, frente al mar y con la frescura de su fruto.

En estas playas se realiza cada mes de agosto una de las carreras de caballos más atípicas del mundo. El espectáculo comienza cuando cae la tarde y baja la marea. Más de 200 caballos participan en las dos pruebas de este verano: 12,13 y 14 de agosto y 27,28 y 29 de agosto.
Durante estos días se celebran 24 carreras de pura sangre en este singular hipódromo: la arena mojada cuando el mar se retira entre las playas de Bajo de Guía y las Piletas. Y es que la bajamar determina tanto las fechas de las carreras –que varían cada año- como la hora de comienzo.

Frente a Sanlucar se abre la inmensidad natural del Parque Nacional Doñana y su playa. Pero para llegar a ella, ya en la provincia de Huelva.

Más info | El tesoro de Evora, Info Sanlucar, Carreras de caballos

Diario del Viajero | Las mejores playas de Cadiz (I)
Diario del Viajero | Las mejores playas de Girona
Diario del Viajero | Las mejores playas de Málaga
Diario del Viajero | Las mejores playas de Alicante

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios