Un paseo por Alcúdia, Mallorca

Sigue a

Alcúdia Mallorca

Alcúdia es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca, una visita muy recomendable si vais a la isla y tenéis ganas de dar un paseo por su encantador centro histórico y degustar un típico pa amb oli.

Alcúdia es un municipio situado al nordeste de Mallorca, constituye un marco privilegiado para los amantes de la naturaleza, con 30 Kilómetros de costa de gran diversidad paisajística, entre la que se encuentra Es Mal Pas y La Victoria y algunas de mis playas favoritas de la isla.

Pero nos vamos a centrar en el pueblo, Alcúdia, pues podemos realizar un recorrido histórico que nos descubra las diferentes murallas (medieval y renacentista), las puertas y baluartes de las murallas, la Iglesia de Sant Jaume, la capilla del Sant Cristo…

Muralla Alcúdia

Alcúdia, pueblo entre murallas

Es muy recomendable dar la vuelta al pueblo siguiendo el Camí de Ronda, que es la calle interior del cordón de murallas. Hace unos años que se puede acceder a lo alto de las murallas en algunos de sus tramos, lo cal nos depara unas vistas increíbles del pueblo y de la Sierra de Tramuntana.

La situación estratégica de la villa, que ya desde época romana fue apreciada y reconocida, la exponía también a los peligros de estar cerca de la costa. Por este motivo el rey Jaume II diseñó un sistema de protección, la muralla, con una doble motivación: defender la población local y construir un lugar seguro al noreste de la isla en caso de ataque exterior. La construcción se inicia en el siglo XIII (1298) y no concluye hasta mediados del siglo XIV (1360).

A lo largo del siglo XVI se realizaron nuevos trazados de murallas y se añadieron baluartes a las antiguas, aunque la muralla renacentista tuvo que ser derrumbada debido a un plan de saneamiento de la ciudad. Modernamente se han realizado restauraciones diversas.

Uno de los atractivos de la muralla medieval son sus puertas de acceso. Originariamente eran tres, la Porta des Moll o de Xara, la Porta de Mallorca o de Sant Sebastià y la Porta de la Vila Roja. No podemos dejar de fotografiarnos junto a la puerta de Mallorca (las dos torres unidas por el gran portal de arco) o la Porta des Moll, que no está unida a murallas y que nos muestra el rastrillo o la verja levadiza original.

Alcúdia iglesia

Otros puntos de interés en Alcúdia

  • Muy cerca saliendo de las murallas se encuentra la ciudad romana de Pollentia, fundada el año 123 a.C. Presenta actualmente tres áreas excavadas: una zona residencial conocida como La Portella, el Foro (recinto de excavación arqueológica al aire libre, que se ve desde la carretera que pasa junto a ella) y el Teatro.
  • El Museo Monográfico de Pollentia alberga la colección de piezas halladas en la ciudad romana. Se realizan excursiones que nos muestran todos estos lugares destacados, con horarios determinados y por un precio de 3 euros. Las visitas guiadas también se pueden realizar, aunque hay que consultar disponibilidad.
  • La Iglesia de Sant Jaume, situada en el mismo lado de la muralla medieval, ocupa el solar donde se construyó la primitiva del siglo XVI. Esta construcción ligada a la historia de la villa originariamente tenía una apariencia de fortificación (sobre su cubierta se llevaban a cabo las tareas de vigilancia). Su estructura formaba parte de la muralla y sólo presentaba una abertura hacia el interior del pueblo.
  • Junto a la iglesia se puede visitar el Museo Parroquial donde se ofrece una muestra de arte religioso con piezas de escultura, pintura, sillares y casullas de otras épocas.
  • El ayuntamiento de Alcúdia (1929) es un bonito edificio, se dice que uno de los más bellos ayuntamientos de España, que recuerda al estilo renacentista y destaca con su reloj, su veleta con un dragón, sus ventanales y sus escaleras de la entrada principal…
  • A lo largo de todo el centro histórico se encuentran numerosos ejemplos de casals, casas de dueños importantes, que durante el siglo XVI sufrieron transformaciones importantes especialmente en sus fachadas para adecuarse a los nuevos gustos estilísticos. Destacan la Biblioteca de “Ca’n Torró”, en un casal mallorquin de estilo medieval restaurado en 1989, Can Fondo o Can Castells (actualmente Sede del Archivo Histórico y Sala de Exposiciones). En cualquier caso, nos encantará fijarnos en estas fachadas señoriales y sus ventanas renacentistas, que abundan en Alcúdia.

La visita a Alcúdia se puede combinar con otros recorridos por el norte de la isla, como S’Albufera, Formentor y el mirador de Sa Creueta o Colomer, Pollença… Aunque necesitaremos más de un día para descubrir todo lo que esta zona tiene que ofrecer al visitante.

Si queréis ver el pueblo animado, los martes y los domingos son los días en los que se celebra el mercado tradicional, ideal para llevarnos souvenirs y productos típicos de la zona, como frutas, verduras y embutidos.

Pero cualquier día, o cualquier noche, es ideal para perdernos por Alcúdia y disfrutar de uno de los pueblos más bonitos de Mallorca.

Más información | Alcudia Mallorca
En Diario del viajero | Mallorca no tan conocida, Las mejores playas de Baleares, Los pueblos más bonitos de España: Deià, La ciudad romana de Pollentia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios