Síguenos

grand place bruselas

Esta es una época ideal para pasearnos por Bélgica y Holanda. El tiempo acompaña, el sol suele brillar cada día y si no lo hace, un poco de nubes y hasta algún chubasco veraniego, se agradece. Veamos algunos consejos sobre lo que no te puedes dejar de ver en Bruselas, si preparas tu primer visita para estas próximas semanas.

Ante todo, es bueno que repasemos las formas de llegar a la ciudad. Y si lo haces en avión te recordamos nuestros consejos sobre cómo llegar del aeropuerto al centro de Bruselas. También puedes llegar en tren desde Francia, Holanda o Alemania, e incluso desde el Reino Unido con el Eurostar, que es una buena forma de llegar. Asimismo, su ubicación cercana a muchas vías, te hará fácil llegar a ella en coche.

Bruselas: lo que no puedes dejar de ver

  • Manneken Pis significa “niño que orina“ y es exactamente éso: una pequeña estatua de un niño regordete haciendo pis hacia el observador. Dicen que esta pequeña figura continúa la “tarea” de una mucho mas antigua, de piedra, y del 1300. La actual es una réplica de la que se colocó en el nicho de la fuente en el 1700. Hubo que hacerle un clon porque en el año 1960 fue robada la original aunque luego apareció y se exhibe en el Museo de la Ciudad. Está en Stoofstraat 46, a escasos metros de la Grand Place.
  • El Palacio Real se alza en la Grand Place justo donde hasta 1731 estaba el antiguo Palacio Ducal. No puedes dejar de verlo aunque no sea la residencia oficial de los reyes desde 1831 (viven en el Palacio de Leaken). Sólo abre sus puertas al público en verano. Este año será desde el del martes 26 Julioal domingo 11 Septiembre con excepción de los lunes, salvo el 15 de agosto que permanecerá abierto como el resto de los días de 10.30 a 16.30 horas. Entrada gratuita.
  • El Atomium, otro de los íconos imposibles de obviar a tu paso por Bruselas. Fue construido en 1958 con motivo de la Exposición Universal y pasó a convertirse en una imagen reconocible en el mundo entero. En su esfera central hay una cafetería y en la esfera más alta, un restaurant. A sus pies se encuentra una reproducción a pequeña escala de los monumentos mas conocidos de los países de la Unión Europea. Se encuentra en Laeken, a corta distancia del centro de Bruselas.

Deliciosa Bruselas

Después de tanto paseo, se impone un descanso para disfrutar de la gastronomía belga. Especialmente en Bruselas, donde encontrarás todo tipo de comidas procedentes de las regiones del país.

Pero no puedes dejar la ciudad sin rendirte a dos de sus sabores más tradicionales: el chocolate y los gofres.

Foto | Daniel Antal
En Diario del Viajero | Maravillas del arte en Bélgica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios