Sigue a

l

Londres mola, admitámoslo desde el principio. Londres es una de las ciudades más interesantes del mundo. El hecho de que sus museos sean gratuitos la convierte en una urbe preocupada por la difusión de la cultura, sobre todo de la ciencia, como viene demostrando en los últimos siglos con entidades como la Royal Institution.

Londres, pues, tiene muchas virtudes… pero Internet está repleta de textos elogiosos sobre Londres, de modo que no quiero repetir lo que podéis encontrar en mil sitios como éste: lo que quiero es advertiros de las cinco cosas que considero más insoportables de la ciudad.

Son cosas insoportables PARA, que quede meridianamente claro, así que no espero que todo el mundo coincida con mis opiniones. Sin embargo, voy a intentar razonarlas lo máximo posible para que saquéis vuestras propias conclusiones, ya sea para evitar la ciudad por ello, ya sea por no sorprenderos una vez allí.

También he evitado las críticas propias de quien no está acostumbrado a visitar ciudades grandes fuera de su país: es decir, quienes acuden al McDonalds porque creen que es más barato o por miedo a lo desconocido, quienes acuden a los cuatro lugares típicos para turistas, etc. Para esa clase de personas, Londres, como cualquier otra ciudad del mundo, está repleta de cosas ominosas y negativas.

Por ejemplo: a quienes señalan que en Londres no se come bien (mucho fish&chips, pollo al curry y desayunos opíparos llenos de calorías), sólo puedo dedicarles una mueca de incredulidad y extrañeza supremas: Londres es una de las ciudades con una de las ofertas gastronómicas más ricas, variadas y deliciosas del planeta.

Sólo unos ejemplos: el chef Gordon Ramsey, el star Jamie Oliver, el fascinante canal de televisión Food Network UK, la sección de comidas de los grandes almacenes Harrods (la más alucinante que he visto en mi vida), el supermercado Whole Foods, Fortrum & Masons, la quesería Paxton & Whitfield, los orgánicos desayunos en el Pain Quotidien, las librerías exclusivas como Books for Cooks en Portobello Road (donde incluso puedes degustar alguna delicatessen), cualquier restaurante hipster del SoHo… ¿qué se come mal en Londres? Bien, también hay gente que dice que se come mal en Nueva York, la ciudad con los mejores restaurantes del mundo junto a Tokio, así que de todo hay en la viña del Señor… Este artículo, pues, no abundan en esos tópicos injustificados.

Más ejemplos anti tópicos. Los pubs londinenses son acogedores, entrañables, tan ideales para unas pintas como para una sopa acompañada con pan caliente con mantequilla. Como prueba, esta pequeña ceña que hice en un pub que quedaba junto al hotel en el que me hospedaba: The Globe.

ñam

La sopa era una crema de queso Stilton con apio. El pan de cereales estaba caliente, uno de los panes más deliciosos que he comido. La mantequilla era ligeramente salada. Y al levantar la vista, mis ojos se topaban con motivos con remitían a la iconografía de Sherlock Holmes: no en vano, The Globe está a 3 minutos del 221b de Baker Street, donde, según Conan Doyle, residía Sherlock Holmes.

A continuación, más pruebas fotográficas, como el local que ha abierto Jamie Oliver, donde también puedes recibir clases de cocina (de hecho, mientras me tomaba un café estaban impartiendo una lección práctica a dos alumnas).

l

Así pues, creo que ha quedado de manifiesto que Londres me gusta. Sin embargo, hay cinco cosas que, a pesar de que conozco otras tantas ciudades, en Londres me parecieron particularmente odiosas. Esas cosas que, tal vez inscrito en los códigos culturales del lugar, acabas por asumir como naturales y hasta cierto punto lógicas, pero que, al menos para mí, eran manchas curriculares insoslayables.

Efectuada esta pequeña introducción, vayamos a la lista. Cada uno de los puntos los he desarrollado con la suficiente amplitud como para que constituyan un artículo único e independiente, así que podéis leer el primer punto aquí: La extrema velocidad de la gente.

Fotos | Sergio Parra
En Diario del viajero | 10 cosas que solo podemos hacer en Londres | Inamo: restaurante londinense con mesas interactivas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios