Sigue a

sidra bretona

Toda buena comida debe estar acompañada de una buena bebida. En el caso de Bretaña ésto es sencillo, ya que las variedades locales de sidra, cerveza y gaseosa te lo garantizan.

Como ya les comenté en otras oportunidades cuando hablamos de la cocina de Bretaña (crêpes y galettes y les moules), uno de los principales placeres de esta zona te lo encontrarás en la mesa. Veamos ahora un poco cada variedad propia de Bretaña.

Sidra bretona

En Bretaña se cultivan mas de 200 variedades de manzanas. Te cruzarás con gran cantidad de pequeños cultivos donde los manzanos están siempre presente. De estas manzanas… esta sidra. La sidra bretona es más parecida a las sidra asturiana natural (sin burbujas) que a la que es más habitual en América (“achampanada”).

El sabor es algo mas dulce que la asturiana, de color amarillento oscuro que se ve acentuado por el color de sus botellas que suelen ser color ámbar. Lo típico es beber sidra durante las comidas, pero no en vasos grandes (como los de los “culines” asturianos) ni en copas sino en tazas. Unas tazas cerámicas que se llaman “bolée“ como la marca de la “cidre“ que probé a mi paso por Rennes. (foto del inicio)

Cerveza bretona

familaimongol.jpg

Aquí se nos complica un poco el momento elegir qué cerveza escoger para acompañar algún plato típico. Sencillamente porque existen cientos de variedades. Aquí no puedo ayudarles mucho ya que la cerveza no entra normalmente en mis opciones. Pero de acuerdo a la opinión general es digna de probar.

Dentro de las variedades encontrarás de diferentes cereales, con más o menos graduación alcohólica, rubias, negras, densas o ligeras. Incluso algunas sin gluten a base de trigo sarraceno.

Gaseosa bretona

gaseosa bretona

¿Quién no prueba una bebida local? Y si es burbujeante, fresca y sin alcohol.. mucho más. Apenas pisé tierra de Bretaña me comentaron que allí tenían una versión local de la “cola” más conocida del mundo. Estuvimos atentos a encontrarla y no faltó mucho: en cada bar y restaurante te la ofrecerán.

Se llama BreizhCola, viene exclusivamente en botellas de cristal y de plástico, pero no en lata. Es muy dulce y el sabor se parece mucho más a la Pepsi que a la CocaCola.

Si vas a Bretaña incluye cualquiera de estas propuestas en tus comidas y te traerás una experiencia “local” completa. Por supuesto también encontrarás vinos franceses de todo tipo y champagne.

Fotos | María Victoria Rodríguez

En Diario del Viajero | Joselin, pueblo de cuento en la Bretaña

En Diario del Viajero | Bretaña: tierra de megalitos

En Diario del Viajero | Alojarse en un faro en la Bretaña francesa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario