Descubriendo Oporto: el Pabellón Rosa Mota o Palacio de Cristal

Síguenos

Pabellón Rosa Mota Oporto

Si el pasear por el casco histórico de Oporto, Patrimonio de la Humanidad, puede tener una recompensa aún mayor que el paseo en sí, esa es llegar al Pabellón Rosa Mota o Palacio de Cristal y sus bonitos jardines.

Tras una buena caminata en la que nos perdimos por las laberínticas calles de la ciudad, llegamos a la gran Rua de Dom Manuel II y, siguiéndola, a este edificio circular cubierto por una gran bóveda que recuerda a un ovni o a un esqueleto de erizo metálico. Nos encontramos en la freguesia de Massarelos, perteneciente al municipio de Oporto.

El Pabellón no aparecía en las guías impresas sobre Oporto que había podido consultar al preparar el viaje, pero sí había leído algo sobre él en Internet, aunque no figuraba en los planes iniciales de visita. No obstante, esa gran cúpula metálica llamó mi atención al dar un paseo por el río, destacando entre el verde que lo rodea: teníamos que ir al Palacio de Cristal sí o sí.

Aquí nos esperaban unas de las mejores vistas de Oporto, pues en sus jardines hay varios miradores hacia el Duero desde lo alto de la colina en la que se sitúa el Pabellón.

En el lugar donde actualmente se encuentra este edificio se construyó en 1861 un pabellón inspirado en el Crystal Palace del Hyde Park londinense con la finalidad de albergar ferias industriales y agrícolas que se celebraban en Oporto. Aquí tuvo lugar en 1865 la Exposición Internacional de Oporto.

En 1951 se derribó el anterior edificio y se levantó el actual, el Pabellón Rosa Mota, aunque popularmente sigue llamándosele Palacio de Cristal. En la actualidad es un pabellón multiusos con fines deportivos y de exposición. Tiene un restaurante buffet en el que tomar menús a buen precio.

Mirador sobre Oporto Oporto desde el Palacio de Cristal

El edificio mide 30 metros de alto y tiene un aforo de unas 5000 personas. Fue proyectado por José Carlos Loureiro, y también conocido como “Pavilaho dos Desportos” por el uso deportivo que se hace de él: su cúpula ha visto partidos de fútbol sala, hockey sobre patines, baloncesto, voleivol, tenis, judo, gimnasia rítmica, patinaje…

De hecho, el nombre oficial del edificio es en honor a Rosa Mota, una atleta portuguesa nacida en 1958 en Oporto, especialista en maratón y campeona olimpica en los Juegos de Seul en 1988. La inspiración deportiva por tanto es innegable, aunque también acoge ferias y exposiciones. Pero si algo destaca de este enclave son los bonitos jardines que lo rodean.

Aquí los portuenses se acercan a descansar, a leer el periódico, a hacer deporte o a dar de comer a los patos y gallinas que campan a sus anchas por los jardines. Nombres tan atractivos como “Jardín de los sentimientos” nos invitan a recorrerlo.

Un pequeño lago artificial, las rosaledas, las esculturas, las fuentes, los miradores… hacen de este lugar tan fotogénico excelente para el paseo. Y si seguimos paseando por estos jardines, muy cerca está el Museo Romántico, que reproduce el ambiente en el que vivió el rey italiano Carlos Alberto de Saboya durante su exilio portugués en 1849.

Pronto volveremos en nuestro Especial Descubriendo Oporto sobre este curioso museo que tampoco figura entre los más destacados de la ciudad pero, ya que estamos en el Palacio de Cristal, no íbamos a dejarlo pasar…

En Diario del viajero | Antes de viajar a Oporto, Cómo llegar a Oporto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario