El Barrio Rojo de Ámsterdam

Síguenos

Erotic Museum Amsterdam

Quien busque en este archiconocido barrio de Ámsterdam el morbo de lo prohibido o lo oculto se llevará una gran desilusión. Ya quedan pocos escaparates con sus chicas luciéndose en el Barrio Rojo de Ámsterdam. El gobierno de la ciudad, reacio a esa imagen libertina, va poniendo trabas a estos locales.

Además, el Barrio Rojo (De Wallen, “Zona Roja”) se ha convertido, al menos en las horas diurnas y al caer la noche, en un espacio turístico más, recorrido por los grupos acompañados de sus guías o por cualquier ciudadano que le pille de paso en su recorrido. Incluso, me sorprendió ver algunos niños paseando a sus perros por delante de los escaparates.

Las prostitutas que están en los escaparates “posan” (es un decir, la mayoría simplemente están sentadas hablando por el móvil o fumando) en ropa interior y cuando observan algún cliente potencial puede que les hagan algún gesto pícaro para atraer su atención.

Algunos escaparates son más bien ventanas abiertas o están junto a una puerta a la que el cliente puede acceder. Inmediatamente sale de la trastienda un señor que parece ser el que controla las transacciones con las prostitutas. Habitualmente, hay una puerta que da acceso al local y donde los clientes ya quedan fuera del alcance de miradas indiscretas aparte de las que echen ellos, claro está.

No se puede fotografiar ni filmar directamente los escaparates con sus chicas para proteger su intimidad (se trata de una “ley” no escrita), y tampoco es habitual que se haga en estas calles por la noche, cuando el público que lo recorre puede que no le haga gracia ser inmortalizado en tal lugar. Durante el día, en cambio, y respetando los escaparates, sí es habitual que se tomen imágenes de estas fachadas.

El Barrio tiene su origen en la época de auge comercial de la ciudad, cuando marineros y mercaderes venidos de todo el mundo hacían un descanso en los brazos de Baco y de Venus. Por ello la prostitución comenzó como un desahogo aceptado que se convirtió en legal y llega hasta nuestros días.

Moulin Rouge Amsterdam

El Barrio Rojo está dispuesto de tal manera que sus prostíbulos con sus escaparates no pueden verse desde las calles aledañas. La mayoría de locales se concentran en Oudezijds Voorburgwal, una larga calle detrás de la “iglesia vieja” (Oude Kerk) y que delimita, junto a la calle Zeedijk, el antiguo barrio marinero.

A un lado de la Oude Kerk, en Enge Kerksteeg 3, se encuentra el local de Amsterdamse Prostitutie Informatie Centrum (PIC), Centro de Información sobre la Prostitución en Ámsterdam, dirigido por una famosa ex-prostituta.

En estas calles alternan prostíbulos, locales de streeptease, locales con cabinas para ver DVDs pornos, coffee shops, el Museo Erótico (recordemos que el Museo del Sexo se encuentra en la Avenida Damrak), tiendas especializadas en preservativos, sado-masoquismo, sex shops y tiendas de la lencería más picante.

En definitiva, es un lugar curioso y de visita obligada, aunque advierto de que la imagen de las chicas no es tan idílica ni glamourosa como se pueda pensar, incluso a algunos podrían suscitarle una sensación de lástima. Algunas de ellas aparecen muy delgadas y demacradas.

Barrio Chino Amsterdam

En cualquier caso, tal vez lo mejor sea acercarse al Barrio Rojo durante el día. Se dice que la poca delincuencia que existe en la ciudad se concentra aquí por la noche, para aprovecharse de turistas ebrios no muy pendientes de sus carteras o para traficar con drogas no permitidas.

Así que cuidado con los excesos si no queremos acabar en una comisaría, denunciando, o, lo que sería peor, detenidos, pues cada vez las autoridades está más pendientes del tráfico ilegal. Ya he comentado que quieren mitigar su imagen tan unida al sexo y a las drogas.

Además, recomiendo alejarse de las típicas calles de escaparates y pasear por las callejuelas laberínticas anexas, así entendemos por qué éste es también el barrio chino, una pequeña Chinatown con sus templos, restaurantes, tiendas y hasta videoclubs chinos.

Más información | Janot, Amsterdam info
En Diario del viajero | Las casas de Ámsterdam, La Plaza del Dam, Ámsterdam, encuentro multicultural

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios