El Castillo de Hever: una larga historia con Judi Dench, Ana Bolena y el dueño del Waldorf Astoria

Síguenos

Judi Dench es una actriz de larga trayectoria en las artes británicas, y mundialmente conocida por muchos papeles en la gran pantalla. Es imposible no recordarla en el Hamlet de Kenneth Granagh o en papel de Reina Victoria en Shakespeare enamorado. E indudablemente, la recordamos en su papel de M en la saga de pelis de James Bond desde Golden Eye de 1995 hasta ahora.

Respetada y querida, es una magnífica embajadora de su país. En este caso, la oficina de turismo del Reino Unido, nos lleva de su mano en un vídeo para recorrer el Castillo de Heve, donde nació la más famosas de las esposas de Enrique VIII, Ana Bolena.

La parte original del Castillo Hever fue construida a finales del siglo XIII y consistía en un cortijo fortificado más que en un castillo. Dos siglos después, la familia Bullen, adquirió la propiedad. En ella nació Ana Bolena, María Bolena y George Bolena. Los tres estuvieron muy vinculados al rey, Enrique VIII: la primera como reina, la segunda como amante y el tercero como ayuda de cámara.

Esta vinculación con el rey de Inglaterra permitió a los Bolena tener mucho poder y riqueza. Y aprovecharon estas circunstancias mientas duró el amor de Enrique por Ana (y los favores de María). Pero cuando se encaprichó con otra(s) féminas, el rey mandó a decapitar a Ana, en manos de un verdugo traído especialmente de Francia. Había sido acusada de alta traición, y su trágico destino fue similar al de su hermano George, que fue acusado de haber tenido una relación incestuosa con su hermana Ana y también decapitado.

Tras la muerte de Ana, su padre pierde poder y sale rechazado de la corte aunque continuó viviendo en el castillo hasta su muerte. Enrique VIII se quedó con el castillo como parte de la herencia de su mujer y así fue como terminó en manos de la cuarta esposa del rey: Ana de Cleves, tras divorciarse de ella.

A la muerte de Enrique VIII, María Tudor se apoderó de todas sus propiedades, incluido Hever. A partir de allí se suceden siglos y familias arredatarias que supieron conservar el magnífico estilo Tudor con que había sido construido.

En 1890 Waldorf William Astor era el hombre mas rico de Estados Unidos. Ese mismo año comenzaba a construir el famoso hotel que llevaría su nombre (aunque lo visitó sólo una vez en su vida). En esa misma época se muda a vivir al Reino Unido, un poco mas adelante compra el Castillo de Hever y construye un pequeño grupo de casas para amplias sus instalaciones sin tocas la estructura original del castillo.

Su ambición era obtener un título nobiliario que consiguió en 1913 a fuerza de tomar la nacionalidad británica y numerosas donaciones. Waldorf William Astor fue a partir de entonces el I Barón Astor del Castillo de Hever en el condado de Kent (a unos 30 kilómetros de Londres).

El Castillo Hever puede visitarse de abril a diciembre.

Sitio web | Hever Castle
En Diario del Viajero | Más sobre castillos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario