Síguenos

relojviena.jpg

Cada mediodía, desde hace apróximadamente cien años con una pulcritud ritualística una pequeña multitud se congrega frente al reloj Anchor en Viena.

Detrás del nombre de este reloj, aunque pudiera parecer lo contrario, no se esconde ninguna historia apasionante. De hecho el nombre del mismo lo inspiró la compañía de seguros propietaria del edificio donde se localiza.

A principios de los años 1900, Derk Anker propietario de la compañía en cuestión había comprado dos edificios significativos contiguos para sus oficinas. Este hecho le invitó a unir ambos con un elemento que resultase significativo. Por esta razón se construye entre los años 1911 y 1917 un puente sobre el que se asienta este reloj tan especial.

Está fue la motivación de colocar un reloj animado frente a la plaza Hoher Markt.

El estílo que sigue la estructura es Art Decó y está realizado en cobre y bronce. Aparecen varias figuras simbóligas que representan el pasar del tiempo y la vida.

Cada hora con puntualidad marcial desfila delante de los presentes una figura que representa un personaje histórico de Austria, como por ejemplo el príncipe Eugenio de Saboya, Joseph Haydn, etc…

El momento más esperado sucede cada mediodía, cuando las doce figuras desfilan todas juntas al son de la música clásica vienesa.

Algunas teorías revelan que las doce figuras representan los doce signos del zodiaco que son alumbrados por el sol, elemento simbólico que sirve de cabecera del famoso reloj.

La música que marca el lento compás de las figuras, es la misma melodía típica austriaca que se escucha desde su inauguración.

Ve el video en el sitio original.

Vía | Gadling
Imagen | Alan Hostetler
Sitio Oficial | Turismo de Viena
En Diario del Viajero |Conciertos de verano de la Filarmónica de Viena en Schönbrunn
En Diario del Viajero | Amalienbad: un baño de Modernismo en Viena

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios