Mira, escucha, calla: la torre de vigía sobre el Gran Puerto de la Valletta, Malta

Síguenos

Mirador Torre de vigía La Valletta

En nuestra visita a Malta no podemos dejar de visitar las llamadas “Tres Ciudades”: Cospicua, Senglea y Vittoriosa, unidas a la capital, Valletta y desde las cuales obtenemos una de las mejores vistas de la Valletta tras el Grand Harbour.

Lo saben los viajeros que llegan a la ciudad en barco, atravesando el Gran Puerto, a uno de sus lados la imponente Valletta y las señoriales tres ciudades al otro. Nosotros, que llegamos a Malta en avión, teníamos claro que queríamos asomarnos a un mirador especial en Senglea: la torre de vigía sobre el Gran Puerto.

Para llegar a la Tres Ciudades escogemos el autobús (aún esos deliciosos autobuses amarillos de hace décadas) y por fin podemos pasear por sus tranquilas calles, reviviendo escenas de antaño (algo que nos sucede a menudo en Malta), los niños jugando en la calle, escuchando al panadero pitar con su furgoneta que va repartiendo sus productos por los distintos barrios…

Senglea está ubicada en una pequeña península, una lengua de tierra que se adentra en la bahía de La Valletta, también llamada Civitas Invicta, porque se las arregló para resistir la invasión otomana durante el Gran Asedio de 1565. La ciudad lleva el nombre de Gran Maestro Claude De La Sengle.

Jardines Safe Haven Malta

Al final de la misma tenemos una cita especial en los Jardines Safe Haven de Senglea. Son mucho más discretos y sobrios que otros renombrados jardines en La Valletta, y sobre todo los encontramos más tranquilos, pero merece la pena su visita.

Estamos a cierta altura, desde el mar a nuestros pies sube una pared fortificada y las vistas sobre el Gran Puerto y la Valletta son excelentes. Los Jardines son un pequeño y tranquilo lugar al que acuden visitantes y también los lugareños.

Destaca su torre de vigía con varios símbolos de los Caballeros esculpidos, que representan la vigilancia, y que recordaban a los centinelas que no debían bajar la guardia: el ojo que siempre debía estar abierto, la oreja que siempre debía estar atenta.

Este punto es conocido como “Vedette”, un término de origen inglés que proviene del latín “videre”, ‘ver’, ‘vigilar’ y que podemos traducir literalmente como “centinela”: esa era la “garita” de los vigías en un punto privilegiado.

También es conocida localmente esta curiosa torre como “il-Gardjola”. Fue construida por los Caballeros de San Juan y forma parte de las fortificaciones del Gran Puerto. Durante la Segunda Guerra Mundial el ojo de “la vedette” no habría ido en busca de piratas o infieles sino en busca de bombarderos nazis e italianos que azotaron la isla.

Mirar, escuchar, callar es lo que hacemos desde este punto asomándonos a una ciudad histórica y deleitándonos con el trasiego del Grand Harbour en contraste a la tranquilidad que envuelve el jardín.

En definitiva, en vuestro paseo por las Tres Ciudades de Malta no dejéis de asomaros a este mirador privilegiado con su torre de vigía que recuerda a los centinelas la vital importancia de tener agudizados sus sentidos.

Más información | Vist Malta
En Diario del viajero | Malta y sus coloridos barcos típicos, La “Iglesia Redonda” de Xewkija en Gozo, Malta

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario