Sigue a

hamburgo

El Museo de la Emigración abrió sus puertas hace 4 años en la ciudad de Hamburgo para contar la historia de los miles de alemanes que viajaron a Estados Unidos y a otros países buscando un futuro mejor.

La ubicación del nuevo museo tiene un significado especial. En el puerto de Hamburgo, la compañía naviera que transportaba a la inmensa mayoría de emigrantes hacia América, construyó en 1892 una “Ciudad del Emigrante“: una serie de instalaciones donde éstos esperaban el momento de embarcar. Este lugar, pronto quedó muy pequeño ante la presión de gran cantidad de personas deseando emigrar y las obras de ampliación del puerto.

Entre 1898 y 1907 se construyó una serie de grandes pabellones que llegaron a ocupar 25.000 metros cuadrados: 15 edificios, 5 barracas de vivienda, dos hoteles, capilla, hospital, comedor, sála de música y hasta un depósito para equipaje (imaginemos el volumen de aquellos baúles) y hasta un establo.

Tampoco fue suficiente.

Tres años más tarde hubo que ampliarse otros 45.000 metros cuadrados de instalaciones para albergar temporalmente a los emigrantes alemanes. En total, más de 5 millones de alemanes pasaron por aquí, de paso hacia el mundo, especialmente hacia Estados Unidos.

Durante la II Guerra Mundial, la “Ciudad del emigrante” sirvió de refugio para la población civil ante los bombardeos. En la década de los años 60 fue declarada en ruinas y a partir de allí sirvió de depósito de coches abandonados, de refugio de marginales y delincuencia hasta que a finales del siglo XX fue redescubierta por grupos artísticos que fueron cambiándole la cara.

Hoy, abrió las puertas totalmente reciclado aunque sólo en parte ya que únicamente se mantiene en pie uno de los pabellones, la iglesia y poco más. Aún así, son miles de metros cuadrados dedicados a revivir la historia y condiciones en las que aquellos miles de alemanes salieron al mundo buscando un futuro mejor.

Abre a diario de 10 a 18 horas. La entrada cuesta 12 euros (hay tarifas con descuentos y para familias). Cuenta con un centro información con una enorme base de datos donde los descendientes pueden acudir para ubicar a sus familiares en todo el mundo.

Más info y foto | BallinStadt Museum
En Diario del Viajero | Pueblos abandonados de España

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario