Paseando por la Ruta de la Seda... en Dublín: la Cheaster Beatty Library

Sigue a

Visita a Chester Beatty Library Dublin

En el recinto del imponente castillo de Dublín hay un museo imprescindible para conocer la valiosa colección de arte oriental del magnate Chester Beatty. Estamos en la Chester Beatty Library de Dublín, rodeada de unos fabulosos jardines que invitan al descanso alejados del bullicio del centro de la ciudad, y en pleno centro.

Un monumental edificio nos abre sus puertas para trasladarnos a la Ruta de la Seda, contemplando antes un luminoso hall con la tienda del Museo y un café en el que podemos tomar exóticos platos y pasteles junto a una refrescante fuente.

Se trata del Silk Road Cafe, el Café de la Ruta de la Seda, que no hace sino ampliar las colecciones de las plantas superiores del Museo en una versión culinaria. El Café inspira su cocina en las zonas que recorre la colección, y de este modo podemos encontrar platos provenientes de Asia, Oriente Medio, África del Norte y Europa.

El magnate y coleccionista neoyorkino Albert Chester Beatty (1875-1968), dedicado a la industria minera, donó la colección completa al público, fundándose la biblioteca-museo en 1950. En mi opinión, se trata de una de las visitas gratis en Dublín más interesantes, así que haced un hueco en vuestras rutas por la capital irlandesa.

Chester Beatty Biblioteca Dublín

Visita a la Chester Beatty Library de Dublín

La Chester Beatty Library está ubicada en el Edificio del Reloj del siglo XVIII, una torre a la que se añadió un edificio anexo para exposiciones en la década de 1990. Junto a la tienda y el café de la planta baja, el complejo alberga un laboratorio de conservación, la sala de lectura, oficinas, un espacio de conferencias y de audiovisuales, así como tres salas de exposiciones y un jardín en la azotea.

La Biblioteca ha sido descrita como la mejor colección de manuscritos y libros hechos por un coleccionista privado en el siglo XX. Incluye muestras representativas del patrimonio artístico mundial (religioso y laico) de alrededor de 2700 aC hasta el presente siglo.

Un Corán miniado, las diminutas cajas japonesas que guardaban sellos o medicinas, papiros egipcios, quimonos de seda y manuscritos de poetas persas, grabados japoneses, jades chinos, escritos mongoles… son algunas de las joyas que nos esperan en este agradable recorrido. Destacan los 260 fragmentos del Corán que el calígrafo Ben Bawwab copió en Bagdad en el año 1001 o algunos ejemplares del Antiguo Testamento.

Las colecciones de la biblioteca abarcan las “Tradiciones Sagradas” y “Tradiciones Artísticas”. Ambas exposiciones incluyen textos, manuscritos, pinturas en miniatura y arte en papel de las grandes religiones orientales y occidentales. También podemos ver algunos trajes antiguos, de guerreros, sacerdotes…

Libros Chester Beatty Library

En la galería del primer piso se exponen importantes piezas del mundo occidental, además del islámico y de Asia oriental. El segundo piso está dedicado a las grandes religiones del mundo. Allí podemos acercarnos al Judaísmo, Cristianismo, Islam, Budismo e Hinduismo.

Cuando estuvimos de visita la segunda planta estaba cerrada, y nos perdimos también la bonita terraza desde la que se pueden obtener excelentes vistas del jardín y el castillo. No obstante, el recorrido no defraudó, y en cualquier caso, habrá que volver a visitarla…

Hasta el 31 de agosto de 2013 podemos ver en el Museo la exposición temporal Chester Beatty: the Paintings, con una selección de 30 pinturas que forman parte de la colección de la National Gallery of Ireland, también en Dublín.

La Chester Beatty Library en Dublín abre de lunes a viernes de 10 a 17 horas (de octubre a abril cierra los lunes), sábados de 13 a 17 horas y domingos de 13 a 17 horas. La entrada es gratuita, y con la tarjeta Dublin Pass nos ofrecen un obsequio en la tienda del museo.

Sitio Oficial | Chester Beatty Library
Fotos | Eva Paris en Diario del viajero
En Diario del viajero | Viajar a Dublín: los preparativos, Ruta literaria en Dublín, El increíble caso de los objetos perdidos (y recuperados) en Dublín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario