Sigue a

Puente de Carlos, Praga


Praga es una ciudad que nos hace viajar en el tiempo, transportándonos a la época de medieval. Su atmósfera y sus construcciones facilitan esa experiencia.

Así, uno de los símbolos más importantes del destino es el famoso Puente de Carlos. Esa construcción que atraviesa el río Moldava y une a la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña. Un lugar que todo turista debe conocer y, claro, recorrer para descubrir un lado y otro de Praga.

Puente de Carlos, en Praga

Pero veamos, entonces, algunos datos y curiosidades de este punto icónico de la ciudad:


  • Su antecesor fue el Puente de Judith, que fue destruido por una inundación. Pues la necesidad de contar con un puente que uniese ambas orillas del río hizo que se comenzara su edificación.
  • Se trata del segundo puente más antiguo, aún en pie, que existe en la República Checa. Su construcción comenzó en 1357 de la mano del Rey Carlos IV, y fue finalizado a principios del siglo XV.
  • En un primer momento llevó el nombre de Puente de Piedra (Kamenný most) y el Puente de Praga (Pražský most), pero desde 1870 que se lo conoce como Puente de Carlos (Karlův most).
  • Tiene una longitud de 516 metros y un ancho de casi 10 metros. Además, se encuentra apoyado en 16 arcos y protegido por 3 torres distribuidas entre sus dos cabeceras: dos de ellas en Malá Strana y la otra en el extremo ubicado en la Ciudad Vieja.
  • Luego de ser inaugurado contó con cuatro carriles destinados al paso de carruajes pero actualmente es sólo peatonal.
  • A lo largo del puente, y en ambos lados, pueden apreciarse 30 estatuas de santos y figuras religiosas. Muchas de ellas son copias cuyos originales se encuentran en el Museo Nacional de Praga y en Vyšehrad.
  • La primera estatua que se alzó en el Puente de Carlos fue la de San Juan Nepomuceno en 1683 como una forma de rendirle tributo por haber sido arrojado al río, tras un largo martirio, en 1393, y por orden de Wenceslao IV. Cabe destacar que en el siglo XVIII fue santificado. La creencia popular dice que si se coloca la mano izquierda en la base de la estatua y se pide un deseo, éste será concedido.
  • Entre los artistas que cuentan con sus obras en el Puente de Carlos se encuentran los más prominentes de Bohemia tales como Matthias Braun, Jan Brokoff y sus hijos Michael Brokoff y Ferdinand Brokoff.
  • ¿A quienes representan las estatuas y en qué año fueron colocadas? San Wenceslao (1858, Cristo entre los Santos Cosme y Damián (1709), San Juan de Mata, San Félix de Valois y el beato Iván (1714), San Vito (1714), San Adalberto (1709), San Felipe Benzi (1714), Santa Lutgarda (1710), San Cayetano (1709), San Juan Nepomuceno (1683), San Agustín (1708), San Nicolás Tolentino (1708), San Judas Tadeo (1708), Santos Vicente Ferrer y Procopio (1712), San Francisco de Asís con dos ángeles (1855), San Antonio de Padua (1707), Santa Ludmila (1710), Santos Norberto, Wenceslao y Segismundo (1853), San Francisco de Borja (1710), San Juan Bautista (1857), San Cristobal (1857), Santos Cirilo y Metodio, San Francisco Javier (1711), Santa Ana (1707), San José (1854), Crucifixión (siglo XVII), Pietà (1859), Santas Bárbara, Margarita e Isabel, La Virgen, Santo Domingo y Santo Tomás (1708), La Virgen y San Bernardo (1709).

Fotos | Flickr de PabloBM y de ccarlstead
En Diario del Viajero | Puente Golden Gate: datos y curiosidades

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario