Ruta por Ajaccio: las paradas imprescindibles

Sigue a

Ajaccio desde el puerto

Tengo ganas de volver a Ajaccio, en Córcega. Una breve escala del crucero en Ajaccio amenizada con una lluvia persistente y encontrarnos cerrados algunos de los lugares para visitar hacen imprescindible el regreso. Con tiempo y con calma, para poder disfrutar de la ciudad y del resto de la isla.

Pero centrémonos ahora en Ajaccio para dar un paseo por la tierra natal de Napoleón Bonaparte. Desde el barco vemos un puerto pequeño y una ciudad que se adivina también bastante “recorrible”. Lo cual es de agradecer, ya que disponemos de pocas horas antes de que el barco siga hacia nuestra próxima escala. Una agradable sorpresa nos espera poco después de salir del puerto…

  • El delicioso mercadillo de Ajaccio ofrece un paseo entretenido en el que no podrás dejar de probar y comprar algunas especialidades corsas, como los embutidos tradicionales o los “canistrelli”, unas dulces galletas con múltiples variedades.
  • Seguimos hacia la pequeña Place Foch, la plaza más elegante de la ciudad, rodeada de palmeras y con una estatua de Napoleón en lo alto de una fuente que mira hacia el Golfo de Ajaccio. Una plaza animada en los días de buen tiempo, en el que las esculturas humanas compiten con la de Napoleón.
  • Junto a la Place Foch es posible visitar los salones napoleónicos del Hotel de Ville, el Ayuntamiento, un hermoso edificio de principios del siglo XIX, donde nos recibe una estatua de Jerome Bonaparte. Uno de los salones exhibe retratos de familia, bustos, el acta de nacimiento del emperador y el otro exhibe las medallas del hijo pródigo de la ciudad.

Ajaccio 2

  • Hacia el centro de la ciudad nos topamos con la Place Gaulle, en esta ocasión una enorme plaza diáfana, también con Napoleón en uno de sus extremos y junto al mar.
  • La Place d’Austerlitz es una enorme plaza en honor a Napoleón, a la que tuve que acudir yo sola porque la lluvia hacía bastante difícil acercarse andando a este lugar. Allí una enorme escultura, réplica del Napoleón de Charles Émile Seurre en Hôtel des Invalides de París, aparece en la cima de una pirámide escalonada que se sitúa sobre un gran promontorio con escalones a los laterales. No te pierdas las vistas desde lo alto.
  • Volvemos sobre nuestros pasos para adentrarnos en la zona vieja de la ciudad, con sus callejuelas de casas coloridas y jardines con palmeras.

Parte vieja Ajaccio

  • La casa de Napoleón Bonaparte es una de nuestras cuentas pendientes con Ajaccio, porque se encontraba cerrada en nuestro recorrido. Ubicada en la Rue de Letizia, justo a la salida de la Rue Saint Charles, la Mansión Bonaparte es un museo que conserva los muebles de la época y los retratos de la familia.
  • La sencilla Catedral de la Asunción de Ajaccio data del siglo XVI y está dedicada a La Madonuccia, santa patrona de la ciudad, quien se cree que protegió a sus habitantes de la peste negra. Diseñada por el arquitecto Giacomo della Porta, fue construida de 1582 a 1593. Napoleón Bonaparte fue bautizado aquí en 1771.
  • Vale la pena recorrer el paseo marítimo y acercarse a la Ciudadela, una fortificación defensiva muy bien conservada, desde donde obtenemos unas bonitas vistas del golfo de Ajaccio. A estas alturas de nuestro paseo la lluvia era torrencial y desistimos de acercarnos al lugar. Al pie de la ciudadela de Ajaccio se encuentra la iglesia Saint-Erasme, patrón de los pescadores, decorada con maquetas de barcos.
  • Ya de vuelta al barco si tenemos tiempo podemos también visitar el Musée Fesch, el museo de arte más exquisito de la ciudad, que está ubicado en la antigua residencia del tío de Napoleón. Joseph Fesch recibió muchas de las pinturas de su sobrino imperial.

Nos queda mucho por ver en Ajaccio y alrededores, pero este paseo por la ciudad pasado por agua me ha hecho recordar muchos lugares deliciosos. Incluido un porche que nos sirvió de refugio un buen rato, entre buganvillas y enredaderas de un edificio anónimo en cualquier guía pero al que sabría volver en mi próxima visita.

En Diario del viajero | Diario de a bordo (III): Ajaccio, Place d’Austerlitz: Napoleón domina Ajaccio, Compras gastronómicas en el mercadillo de Ajaccio

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios