Viaje a Croacia, parte 2: apuntes de viaje

Síguenos


Al llegar al aeropuerto de Dubrovnik lo primero que descubrí, confieso mi ignorancia, es que Croacia en croata es la República Hrvatska, la moneda es el Kuna y equivale a dividir los precios en € por siete. Cuando cambias euros por kunas se multiplican los billetes, además es cierto que es más barato, una pivo (cerveza) puede salir al cambio por un euro, las comidas también son baratas; fíjate bien porque al ver los precios piensas en euros y pueden parecer caras pero no lo son.

Diccionario para principiantes:

lo mejor es tener nociones de inglés, francés o alemán; en español es aún difícil, para los más cosmopolitas os paso unas palabrejas para quedar bien:

Hola: Bog
Buenos días: Dobro jutro
Gracias: Hvala
Si: Da

Preguntas:¿Cuánto cuesta?: Koliko kosta?
¿Cuándo?: Kada?
¿Cómo llego a? Kako mogu stici do_?

Bueno creo que visto lo visto y con la fonética que se necesita, ¿qué tal vuestro inglés?

Croacia y las costumbres:
por lo que he visto la gente es amable sin excesos, vaya que hay de todo!, no puedo decir “oh que majos son todos los croatas”, pero bueno tampoco es un trato negativo. Digamos que tienen personalidad.

Parece ser que Croacia tiene tradición de ser muy abierta con el tema nudista, hay muchas playas en Dubrovnik y alrededores que tienen el símbolo FKK (del alemán Freie Kunst und Kulture), que significa que puedes desnudarte sin ser multado.
La comida más típica es la ensalada de pulpo, y también los rissotos de marisco.

Aprovechar el tiempo:
realmente se pueden ver muchas cosas en la Dalmacia sur en poco tiempo, tienes la isal de Lokrum a sólo 20 minutos de Dubrovnik y con multitud de barcos que hacen la ruta por 35€ ida y vuelta, también un tour por las islas Elafitas con desembarcos en las tres más grandes, o la isla de Mjlet, que tiene uno de los parques nacionales de Croacia. También se puede aprovechar para visitar el reciente nuevo país de Montenegro, o Bosnia Herzegovina, como hice yo y del que hablaré otro día.
600croacia.jpg

El parque automovilístico: es un detalle vanal pero me hacía gracia ver que en todo el sur de Croacia y no digamos Bosnia, los coches son pelín antiguos, se pueden ver seiscientos, cientoventisietes y cuatro latas; además hay una ley que obliga a llevar las luces por el día, en verano inclusive, cosa que me chocó bastante.
Seguiremos informando de las pericecias en Croacia pronto.
En Diario del Viajero | Viaje a Croacia parte 1

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario