Sigue a

Fish and chips

El plato conocido como “fish and chips” lo podemos encontrar hoy en medio mundo, pero yo no lo había probado hasta mi visita a Dublín. Y es que allí el fish and chips es un plato habitual en bares, pubs, cadenas de comida y prácticamente en la carta de todos los restaurantes se ofrece un plato de este tipo.

La razón principal de que nunca hubiera comido un fish and chips es que las patatas fritas no son santo de mi devoción, para haceros una idea siempre que es posible pido que las sustituyan por ensalada u otro tipo de guarnición.

Pero no era plan en Dublín pedir que retiraran las chips del fish and chips, y además en todas las guías recomiendan probar este plato típico acompañado de una buena cerveza. Y sin duda no me arrepentí.

El plato es realmente simple, consiste en pescado (lo más común es que sean filetes de bacalao, lenguado, abadejo… pero también suele usarse la merluza, y en ocasiones dorada) envuelto en un rebozado frito (harina, huevo), acompañado de patatas fritas.

El tradicional fish and chips, típico del Reino Unido y otros países anglosajones, no empezó a venderse hasta finales del siglo XVIII. No se sabe muy bien cómo se inició la combinación del pescado frito (que se extendió en círculos londinenses y en el sur del Reino Unido) con las patatas fritas alargadas, más habituales al norte del país.

Como acompañamiento a este plato combinado existe la posibilidad del popular salt & vinegar (“sal y vinagre”), aunque no queda descartado el empleo de kétchup, salsa tártara, mahonesa (en algunos lugares del continente europeo), salsa de ajo, guacamole…

Chipper Dublin

Fish and chips en el mundo

Hoy en día se ha extendido a medio mundo, en especial gracias a los hábitos de comida rápida en cadenas de restauración. Durante décadas el fish and chips han dominado el sector de la alimentación rápida en el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, y han logrado una popularidad considerable en Canadá, Irlanda, Sudáfrica, los Estados Unidos y algunas zonas costeras de Países Bajos y Noruega.

El fish and chips tiene alguna aceptación en Dinamarca, donde el plato aparece denominado como ‘filetes de pescado’ (danés fiskefiletter), siempre acompañado de patatas. En Escocia se denomina también como “fish supper”.

Es una comida habitual para llevar, frecuente en los establecimientos de take-away. Los especializados en fish and chips para llevar se les denomina coloquialmente como “chippies”, “chippers” o “chip shops”. En Australia y Nueva Zelanda se emplea el término “fish and chippery”.

En Dublín, el sitio más famoso para comer pescado con patatas es Leo Burdock Fish & Chips, un sitio para llevar conocido en toda la ciudad, en el que suele haber cola y que se dice el más antiguo “chipper” de la ciudad. Otro establecimiento reconocido es Leo Burdock en Werburgh Street, muy cerca del castillo de Dublín. Yo probé el plato en un pub del Temple Bar, y me supo muy bien.

Y aunque el pescado sepa delicioso y las patatas sean de corte generoso y mucho menos aceitosas de lo que esperaba, no en todos los establecimientos el fish and chips sabrá igual. Y tampoco es muy recomendable convertirlo en una comida habitual por el hecho de estar cocinados fritos en aceite, que ni será de oliva virgen ni de frecuente reposición.

Fotos | Eva Paris y informatique en Flickr-CC
En Diario del viajero | Come bien y barato en tu viaje a Londres, La costa de Yorkshire, Ruta literaria en Dublín, Irlanda y Guinness

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios