Compartir
Publicidad
Los nueve mercados más bonitos del mundo
Gastronomía

Los nueve mercados más bonitos del mundo

Publicidad
Publicidad

Con su tentadora paleta de olores, colores y sabores, y como amante o descubridora de la gastronomía autóctona de allá donde me encuentro, los mercados siempre me han atraído un poco hipnóticamente, como en esos dibujos animados en los que un personaje flota aproximándose a su destino guiado por un hilo casi invisible. El contenido de los mercados atrae a cualquier curioso, pero algunos destacan además por el continente, por el edificio en que se encuentra. Son los mercados cubiertos más bonitos del mundo, esos en los que parar obligatoriamente a llenar la cesta de la compra o la mochila sin olvidarse la cámara de fotos.

Surgidos tras la industrialización con las mejoras en la producción agraria, en el transporte y conserva de alimentos y el aumento de población urbana que deseaba tener al alcance de la mano en sus ciudades una gran variedad de productos, muchos mercados necesitaron cubrirse y pasaron de estar al aire libre (donde aún permanecen muchos hoy en día) a cobijarse en alguna estructura estable a salvo de las inclemencias del tiempo. Pero en ocasiones se ha querido dar protagonismo a esa "estructura" y nos encontramos bellos edificios monumentales y de interés arquitectónico.

  • La Pescheria de Venecia, el mercado de la pesca y de los pescadores del Rialto, junto al Gran Canal, tiene mucha historia. Aunque en el lugar hubo un mercado de pescado desde el siglo XI, el actual edificio porticado, de estilo neogótico, data de 1907. Diseñado por el arquitecto Domenico Rupolo y pintor Cesare Laurenti, la rica variedad de pescados y mariscos de la zona se exponen entre las columnas coronadas por capiteles y los arcos que dan a la calle, cubiertos de toldos rojos, en una actividad frenética. Foto: Jean-Pierre d'Albéra en Flickr-CC.
Mercados más bonitos del mundo
  • El Mercat Central de Valencia fue diseñado por los arquitectos catalanes Francisco Guardia y Alejandro Soler y terminado de construir en 1928. En estilo modernista 'art nouveau', pasear por él es un placer para los sentidos y no nos podremos resistir a detenernos en sus puestos para hacernos con alguno de los productos de la tierra que allí se exponen tentadores. Sus coloridas cerámicas, los mosaicos y vidrieras, su impresionante cúpula, le han valido su lugar entre los mercados más bonitos del mundo. Foto: Boris Kasimov en Flickr-CC.
Zoco Al-Medina
  • El Zoco Al-Medina en el corazón de Alepo, es el mercado cubierto histórico más grande del mundo. Su estructura, que data de al menos 1450, ha resultado gravemente dañada debido al conflicto sirio actual. Unos 13 kilómetros de calles cubiertas por bóvedas de piedra o simples maderas, donde las luces y sombras se combinan en una atmósfera única, rodeados de los mejores productos de Asia y Medio Oriente: alimentos, aromáticas especias y coloridas telas y ropas. Foto: Rafael Medina en Flickr-CC.
Mercado Rotterdam
  • El Markthal de Róterdam, un mercado moderno de diseño llamativo, un amplio y colorido edificio en forma de herradura, diseñado por el estudio de arquitectos MVRDV. Se ha convertido en un nuevo icono de la ciudad y cuenta con puestos de alimentos y de flores, tiendas de moda, cafeterías... En total, 100 puestos de productos frescos, 15 tiendas de ultramarinos y ocho restaurantes. Ideal para acercarse a la hora de tomar un tentempié bajo el artístico techado. Foto: kees torn en Flickr-CC.
Mercado Estocolmo
  • Mercado Östermalms Saluhall, Estocolmo. Nos trasladamos ahora a un típico mercado sueco que se convierte en un glamuroso centro de gastronomía para los amantes del buen comer. Construido en 1888, conserva gran parte de la decoración de la época, con su peculiar estructura de hierro y cristal y sus maderas nobles sacadas en los puestos de venta. Un mercado elegante donde los productos no se acumulan sino que se exponen cuidadosamente al comprador. Foto: Sharon Han Darlin en Flickr-CC.
Mercado Santiago de Chile
  • Mercado Central, Santiago de Chile. Calificado por National Geographic como uno de los mejores mercados de alimentación del mundo, en el centro histórico de la capital chilena nos atrae este edificio declarado Monumento histórico. El mercado se comenzó a construir en 1869 para reemplazar a la antigua Plaza de Abastos y fue inaugurado en 1872. Su visita se incluye en el circuito "Santiago Patrimonial" que podemos realizar en la ciudad. En sus dos pisos hay hasta 241 locales: carnicerías, hierberías, panaderías, pescaderías, queserías, artesanía... Foto: José Luiz Brandao en Flickr-CC.
Mercado Budapest
  • Nagycsarnok, el Mercado Central de Budapest. El Mercado Central de Budapest, conocido también como el Gran Salón del Mercado de Budapest es la plaza de mercado cubierta más grande y antigua de Hungría. Es uno de los edificios más emblemáticos de la capital de Hungría y visita obligada para los turistas y amantes de la gastronomía. Fue construido e inaugurado a fines del siglo XIX, sufrió serios desperfectos en la Segunda Guerra Mundial, aunque ha sido recientemente restaurado para devolverle todo su esplendor. Foto: Bri YYZ en Flickr-CC.
Mercado Berlín
  • Arminiusmarkthalle, Berlín. Un ambiente vintage para disfrutar de una comida rápida y hacer la compra de productos frescos o tal vez disfrutar de música en vivo. Inaugurado en 1891, el mercado de Berlín nos sorprende con sus arcos de fantasía, los motivos florales de hierro fundido en las columnas o la galería de ventanales de estilo neogótico. Todo le ha valido su calificación como monumento protegido. Un monumento, también, al buen comer. Foto: Stijn Nieuwendijk en Flickr-CC.
Mercado Inglés
  • Mercado inglés de Cork. Terminamos con un pequeño y acogedor mercado, el Mercado Inglés de Cork, que se ha convertido en una atracción turística. Ya desde 1788 existía un mercado en este punto, pero el edificio actual con su ornamentación característica data de la segunda mitad del siglo XIX. Después de sufrir un importante incendio en 1980, el mercado se ha restaurado siguiendo el estilo original y en él podemos encontrar productos locales irlandeses y otros provenientes de todo el mundo. Foto: Jessica Spengler.

Por pura belleza arquitectónica, clásica o moderna, popular o sofisticada, los mercados más bonitos del mundo compiten con palacios, museos e iglesias por el visitante. Seguro que en estos coloridos espacios llenos de vida y el trasiego de comerciantes, clientes y visitantes nos fascinarán igualmente.

En Diario del viajero | Los mejores mercados del mundo (I) y (II), Los mejores mercados de Navidad en Europa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos