Nos vamos a Howth, a probar los sabores del mar en Irlanda

Sigue a Diariodelviajero

Seafood Irlanda

La gastronomía irlandesa no vive solo de fish and chips o de recetas con Guinness. Los amantes del pescado y el marisco tienen una buena oportunidad de saborear la seafood irlandesa, y nosotros lo hicimos muy cerca de Dublín, en Howth.

Existen muchas razones para visitar esta localidad pesquera situada a una media hora de Dublín, entre ellas el bonito castillo del que ya os hablé. Pero al bajar del tren ya nos recibe ese olor a mar que nos anuncia que vamos a poder recorrer su puerto, hacer compras y saborear pescado y marisco en sus múltiples variedades.

El puerto está recorrido por tiendas y restaurantes en los que llevarnos deliciosos souvenirs (la estrella, el salmón ahumado) o degustarlos allí mismo. Las tiendas son la perdición si te gustan estos alimentos, encuentras todo tipo de pescado y marisco, envasados al vacío o en conserva y también frescos, recién descargados en el puerto.

En Irlanda los pescados más populares que además podemos llevarnos envasados (ahumados o desecados, en aceite…) son el salmón y el bacalao. En cuanto al marisco, destacan las gambas y se van haciendo cada vez más populares las cigalas, los mejillones y las ostras (saben deliciosos acompañadas de una Guinness) en algunos de los platos, sobre todo de los pueblos costeros.

Tienda de seafood en Howth

Es muy recomendable pasear hasta el final del paseo del puerto y asomarse al mar, si hay suerte los leones marinos nos saludarán, están acostumbrados a las fotos… Además junto a los restaurantes encontramos la oficina de turismo por si queremos más información.

Y si volvemos al pueblo, veremos cómo la parte que mira al paseo marítimo también cuenta con numerosos restaurantes, algunos más grandes e impersonales, pero la mayoría bastante acogedores y tradicionales.

Aquí nos decidimos a saciar el hambre, en el restaurante Forno Italia, sobre el Waterside (son dos restaurantes comunicados, aunque pueden compartir carta, en realidad estuvimos arriba porque la parte baja estaba completa). Y, como no podía ser de otro modo, comimos a base de seafood.

Empezamos con un entrante de gambas al ajillo (gambas gigantes) que realmente nos hacen rebañar el plato. De primero, una sopa de marisco, que nos puede “sonar a poco” pero que es un primer plato exquisito y contundente, pues va acompañado de ensalada y pescado ahumado, pan negro y gambas con salsa. Y de plato principal pescado blanco acompañado de mejillones y patatas.

Todo regado con un vino blanco y con la lluvia golpeando los cristales, vistas al puerto y ganas de quedarnos allí porque sabemos que echaremos de menos los deliciosos sabores del mar de Irlanda. Pero el tren espera y hemos de volver a Dublín y después a casa. Eso sí, nos traemos algún recuerdo de Howth…

Fotos | Eva Paris en Diario del viajero
En Diario del viajero | Turismo en Dublín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario