Compartir
Publicidad

Visita Corea del Norte sin salir de España en el Pyongyang Cafe

Visita Corea del Norte sin salir de España en el Pyongyang Cafe
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay restaurantes y bares para deleitarse con sus platos. Lugares donde pruebas el menú degustación y los platos van desfilando frente a ti, acompañados de descripciones que casi parecen trabalenguas. Analizando la comida con un microscopio electrónico, un espectrómetro de masas y un difractor de rayos X que, en realidad, son tus papilas gustativas, captando más matices que en una orquesta sinfónica.

Luego hay lugares donde lo que prima no es lo que bebes o comes, sino el ambiente que se desprende. Donde no hay una sinfonía de sabores con la que deleitarse, ni escala cromática, ni textua, ni aroma. Es el caso del Pyongyang Cafe. Puro viaje a otro mundo. Concretamente, un viaje a Corea del Norte sin salir de España.

El país más hermético del mundo

Corea del Norte vive extramuros de la realidad. Los flujos de información están perfectamente controlados, y también el de personas, por eso solo acepta un número muy restringido de visitantes al año. Si acudimos al Pyongyang Café, una singular cafetería abierta en Tarragona y regentada por Alejandro Cao de Benós, entonces será en cierto modo como si ya estuviéramos allí.

Cao de Benós es el único occidental que ocupa un puesto destacado dentro de la estructura del régimen norcoreano, así que aquí no solo tomaréis un café o un refresco, sino que entraréis en contacto con la propaganda del régimen totalitario de Kim Jong-Un. Probablemente, Cao de Benós opinará que lo suyo no es propaganda, sino la verdad en contra de la propaganda y la manipulación occidental: eso ya os lo dejo a vosotros. Como él mismo señala, a propósito de la función de su cafetería:

Queremos romper con todos los mitos, la manipulación. Y ya que no mucha gente puede permitirse ir a Corea, porque es complicado y está muy lejos, serán bien recibidos en nuestro café.

Así pues, aquí la experiencia no es tanto gustativa como visual: paredes adornadas con propaganda comunista, libros de la misma línea, una barra pintada con los colores de la bandera del país... Aunque también podréis degustar algunos platos tradicionales de la gastronomía coreana, como Té de Ginseng, té de Omija, té de maíz orgánico, Hyonmi Cha (té verde con arroz tostado), café Mocha, menta-chocolate y cervezas de Japón, Vietnam, Singapur y Corea del Sur. Pero solo si no se os quita el hambre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos