Síguenos

Teatro de Epidavros

El Teatro de Epidauro o Epidavros (Επίδαυρος) es uno de los grandes tesoros arqueológicos que han sobrevivido desde la época clásica griega. Se trata de un teatro conservado a la perfección, hasta tal punto que hoy en día se sigue usando para representaciones teatrales y conciertos.

Los restos del teatro fueron descubiertos en el siglo XIX en perfecto estado. En realidad, el teatro es sólo una parte de un complejo arqueológico mucho mayor: el Santuario de Asclepio, incluido en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. A parte del santuario y el teatro, se conservan las ruinas de templos dedicados a Artemisa y Afrodita, y se puede visitar un museo con cientos de esculturas y otros restos hallados en el lugar.

Lo que hace fabuloso al teatro de Epidauro es su increíble acústica. Según los expertos, sólo puede deberse o a la casualidad o a un diseño muy avanzado. El tintineo de una pequeña moneda que cae en el punto central de la escena se puede oír desde la última fila de bancos, en un graderío con capacidad para 15.000 personas. Y como complemento, el espectacular paisaje que se divisa desde las gradas.

La entrada al recinto cuesta seis euros, pero es gratuita con un carné de estudiante. Durante los meses de verano, se celebra el Festival de Epidavros, excusa perfecta para llevar la música y el teatro a un marco incomparable. Hay que recordar que, al igual que en la Acrópolis, no está permitido entrar con tacones.

El pueblo de Epidavros y el ‘pequeño teatro’


Ver mapa más grande

El nombre del teatro en realidad es confuso, ya que no se encuentra en Epidavros, sino a unos 12 kilómetros, en el lugar denominado Asklipiio (Ασκληπιείο). Para aumentar la confusión, existen dos pueblos llamados Epidavros: Nea Epidavros y Palea Epidavros. No acaba aquí la cosa, ya que en Palea Epidavros (un pueblo típicamente griego) se encuentran las ruinas del llamado ‘Pequeño Teatro‘ (Μικρό Θέατρο), donde también se celebran actuaciones en el marco del festival de Epidavros.

Llegar hasta la zona en transporte público no es fácil. Los buses desde Atenas se toman desde la estación de la avenida Kifisú, pero luego no hay forma de retornar por la tarde. Siempre se puede contratar una excursión o alquilar un coche. En este último caso, tenemos la posibilidad de realizar un tour completo por la Argólida, que es la zona del Peloponeso más próxima a Atenas y que cuenta con otros puntos de interés como Nafplio, Micenas y Corinto.

Palea Epidavros

Imágenes | Teatro de Epidauro y Palea Epidavros, Ignacio Munguía
En Diario del Viajero | El Templo de Poseidón, en Sunio

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios