Sigue a

Nas, Icaría

¿Existe un lugar en el mundo donde la gente descanse durante el día y comience a despertar de su letargo a medida que cae la noche? En el pequeño pueblecito de Christos Raches, los bares, tiendas y ‘tavernas’ abren a última hora de la tarde, y sólo entonces sus vecinos comienzan a salir de sus casas y devolverle la vida a unas calles que hibernan durante el día.

Tradicionalmente los panaderos dejan la tienda abierta, el pan a disposición de todos y una hucha para que todo aquél que se llevase una barra deposite su precio, mientras ellos duermen, aunque este tipo de costumbres van desapareciendo. Un lugar así sólo podría estar en la legendaria isla de Icaría (Ικαρία), una de las más aisladas del mar Egeo.

Según la leyenda, Icaría se llama así por estar próxima al lugar donde Ícaro cayó al mar por acercarse demasiado al sol con sus alas de fabricación casera. Su aislamiento ha servido para preservar costumbres milenarias y un espíritu griego puro, apenas alterado por el turismo y la modernidad.

El aeropuerto ha puesto Icaría en el mapa, con conexiones directas entre la isla y Atenas servidas por la aerolínea nacional griega Olympic. Además, existen conexiones directas en ferry desde el Pireo hasta los dos principales puertos de la isla (Ayios Kyrikos y Evdilos). Otra alternativa es volar a Samos (que tiene conexiones con el resto de Europa) y desde allí viajar dos horas en ferry.

Qué visitar en Icaría

Al margen de Christos Raches, el interior de Icaría es un entorno natural muy bien preservado. Existen muchas rutas de senderismo y el interior es muy montañoso, a pesar del pequeño tamaño de la isla. Cerca se encuentra Nas, un pueblo con una playa situada en una espectacular cala recóndita, cerca de las ruinas del milenario Tempo de Artemis.

En la costa norte, además del puerto de Evdilos, encontraremos playas como las de Yialiskari y la del pueblecito pesquero de Armenistis, que es además el principal ‘resort’ turístico de la isla. Una de las pocas carreteras asfaltadas de la isla une Evdilos con el otro gran puerto, Ayios Kyrikos.

Armenistis, Icaría

La carretera serpentea a lo largo de 40 kilómetros subiendo y bajando montes. Desde los lugares más altos, se divisan islas cercanas como Samos y Naxos, e incluso la costa turca. En Ayios Kirikos, muchos comercios siguen un horario vespertino similar al de Christos Raches.

A un par de kilómetros de Ayios Kyrikos se encuentra otra de las grandes atracciones de la isla: Therma Lefkada. El agua de sus manantiales surge a temperaturas entre los 32 y 56 grados centígrados. Se trata de aguas beneficiosas para las enfermedades reumáticas, pero tienen la peculiaridad de ser naturalmente radiactivas (algunos manantiales están cerrados por este motivo).

La ‘isla roja’ de Grecia

Icaría tiene una larga tradición de resistencia y rebeldía. Cuando los genoveses conquistaron las islas del Egeo, los isleños destrozaron sus puertos para evitar ser invadidos, y desarrollaron ingeniosos sistemas de vigilancia y alerta frente a los extraños.

Posteriormente, el primer emisario del Imperio Otomano fue ahorcado, según la tradición oral. Los turcos nunca ejercieron un poder real sobre Icaría, que conservó sus costumbres y tradiciones. Sin embargo, el aislamiento convirtió a la isla en una de las más pobres y subdesarrolladas de su entorno.

Icaría se declaró independiente del Imperio Otomano en el siglo XIX. Finalmente en 1912 logran expulsar a la última guarnición turca y proclaman el Estado de Icaría, que durante varios meses funcionó como un país plenamente independiente hasta su incorporación al estado griego.

Por su carácter remoto, fue ampliamente usada para los destierros internos, especialmente tras la Guerra Civil griega y durante la Dictadura de los Coroneles. Hasta 13.000 personas fueron exiliadas a la isla por ser comunistas. Hoy por hoy la isla sigue simpatizando mayoritariamente con los comunistas y recibe el sobrenombre de ‘la Isla Roja’ (‘Kókkino Nisí’).


Ver mapa más grande

Además, Icaría es una de las cinco ‘zonas azules’ de todo el mundo, es decir, zonas donde los mayores de 100 años alcanzan proporciones mucho más altas que en cualquier otro lugar del mundio. Sin duda, el estilo de vida relajado ayuda.

Imágenes | Wikimedia Commons
En Diario del Viajero | Especial Viajar a Grecia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios