Síguenos

osaka

Osaka, la tercera ciudad más grande de Japón, es una de sus ciudades más conocidas, pese a no destacar especialmente por nada en concreto. Culturalmente siempre se ha visto eclipsada por Kyoto, que se encuentra realmente cerca, y que como ciudad resulta mucho más refinada.

Pese a ello, Osaka tiene una ferviente vida nocturna, casi comparable a la de Tokyo, aunque a una escala menor. Osaka es una ciudad de rabiosa modernidad que vive de cara al futuro y es eso justamente lo que encontraremos allí.

Aunque al visitar Osaka tengamos la sensación de que sólo mira hacia delante, se trata de una ciudad muy antigua, con historia; y para comprobarlo, si lo deseamos, podremos visitar el Osaka-jo, un castillo recientemente renovado.

osaka

Se trata del monumento más visitado de todo Japón, pero muchos lo achacan a que es lo único clásico y antiguo que se puede ver en Osaka, y posiblemente esa objeción tenga algo de cierta.

El parque que rodea el Osaka-jo es especialmente bonito durante el florecimiento del cerezo – Sakura – y allí se celebran numerosos festivales tradicionales.

osaka

Pero si lo que deseamos ver es la parte moderna de Osaka, no deberíamos perdernos el edificio Umeda Sky, uno de los rascacielos más emblemáticos de la ciudad.

osaka

Es posible subir al Umeda Sky y contemplar desde el ‘Floating Garden Observatory’, en el piso 39, una interesante panorámica de la ciudad.

Otra de las grandes atracciones de la ciudad es el Aquarium –conocido como Kaiyukan-; se trata de uno de los acuarios más grandes del mundo; es una visita muy interesante, tanto por los animales que allí se pueden ver, como por el diseño interior del edificio.

osaka

El acuario consta de dieciséis tanques alargados; la visita empieza por la parte superior de los mismos y desciende rodeándolos en una curiosa espiral que permite observar los diferentes niveles de vida subacuática. En cada uno de los tanques se recrean diferentes hábitats de los más recónditos lugares del planeta.

Pero posiblemente lo que más atraerá al viajero occidental será la vivacidad que se respira entre el gentío del barrio de Namba.

osaka

Algunas de las imágenes más famosas de Osaka provienen de Namba, que se podría definir como el distrito comercial de la ciudad, repleto de tiendas, bares, restaurantes, karaokes, pachinkos…

Una de las curiosidades que esconde Namba es el Doguyasuji, unas calles porticadas repletas de tiendas y restaurantes.

Pero posiblemente la parte mas emblemática sean los neones, el hombre de Glico y el cangrejo gigante que podemos ver en Dotonbori, un canal que cruza el distrito de Namba, y acaso el lugar más ajetreado de la ciudad.

Tanto Umeda como Dotonbori son excelentes zonas para degustar las especialidades de la zona.

osaka

Seguramente lo más conocido sean los okonomiyaki al estilo de Osaka. Se trata de una especie de pizzas o tortillas en los que se ponen ingredientes al gusto –usualmente cerdo y bacón con verduras-. Es común en los mejores restaurantes especializados en este plato que el cliente se mezcle sus propios ingredientes y que sea él mismo quien se lo haga a la plancha.

También son típicos de Osaka los fideos Udon y una delicada especialidad de sushi llamada oshizushi en la que se van poniendo capas de ingredientes y arroz avinagrado.

Pero si lo que buscáis es un tentempié de media tarde, no podéis iros de Osaka sin probar los takoyaki, unas deliciosas bolas rellenas de pulpo que se venden y se elaboran en pequeños puestos en la calle. Como de costumbre en Japón, el que tenga más cola suele ser el que los cocina mejor.

bolas de pulpo de osaka

De todos modos no se puede hablar de Osaka sin mencionar el aeropuerto internacional de Kansai, una construcción faraónica y uno de los aeropuertos más espectaculares del planeta.

El aeropuerto internacional de Kansai está construido en una isla artificial. Los esfuerzos arquitectónicos para construir este aeropuerto fueron verdaderamente enormes y dieron su fruto, puesto que ha sobrevivido sin daños a varios terremotos y tifones –también está construido para soportar tsunamis-; sin embargo la isla sobre la que se sostiene se hunde, algo que ya tenían previsto por la propia disposición de los materiales, pero que lamentablemente ocurre a un ritmo muy superior al esperado, aunque ello no comprometa la seguridad del aeropuerto puesto que la isla posee unas columnas ajustables para ir levantándolo.

Todas estas características lo convierten en uno de los aeropuertos con tasas más caras del mundo ya que su mantenimiento es realmente costoso.

osaka

Osaka es una ciudad vibrante, moderna y bulliciosa; de ella han surgido tendencias y modas que han inundado Japón dejándole su impronta.

Osaka es sin duda alguna una ciudad que hay que vivir por la noche, de marcha, sintiendo su efervescencia para poder percibir en todo su esplendor la potencia y la fascinación de esa modernidad que, lo mismo que su aeropuerto, en realidad es indestructible bajo una apariencia de fragilidad.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario