Compartir
Publicidad

El Museo de la Muerte de Los Ángeles, una macabra visita

El Museo de la Muerte de Los Ángeles, una macabra visita
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo de la temática de los museos da para escribir una historia que puede durar el resto de nuestras vidas. Seguro que si nos ponemos a investigar los hay de lo más extraños. Hoy, por eso de seguir con el tema macabro de Halloween y sucedáneos, nos ha llamado mucho la atención uno de los más frecuentados de Los Angeles: el Museo de la Muerte, que cuando menos garantiza una visita muy macabra.

Es un sitio lleno de calaveras, referencias a la muerte y símbolos, cabezas reducidas, canibalismo e instrumentos macabros y que además tiene una sucursal en Nueva Orleans. La entrada del de Los Ángeles deja muy claro lo que te vas a encontrar.


The Art of Dying

Una foto publicada por Kiymet Irem Katik (@iremkatik) el

Del interior del museo apenas encontramos fotos, lo que aumenta la curiosidad de lo que te puedes encontrar dentro, con lo cual funciona el boca a boca a la perfección: hay más de 5000 objetos, fotografías y restos humanos, como la cabeza guillotinada en 1922 de un asesino en serie francés.


Probably the most disturbing museum I have ever been to 💀 you should definitely go at least once!!

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀aubreyrose (@blkmooncat) el

Y no es pequeño, no, tiene 12 secciones diferentes con nombres tan especiales como "Antiguos Aparatos de Funeraria", "Sala del Suicidio" o el "Nicho del Canibalismo", con imágenes que pueden llegar a ser demasiado para cualquiera con alma, como fotos de una mujer y su amante posando felices junto al cadaver descuartizado de su marido.

Objetos relacionados con Charles Manson, asesinos en serie, las fotografías de la ejecución de Benito Mussolini, y desde hace poco tiempo el Thanatron, la máquina de eutanasia del Dr. Kevorkian llenan más salas sangrientas y llenas de historias cruentas.

La entrada son unos 13€ y la visita dura una hora aproximadamente aunque eso dependerá de tu capacidad para aguantar dentro o de las ganas de morbo. Por si no ha quedado claro es para personas fascinadas con la muerte y poco impresionables. Y no, no puedes sacar fotos.

Imágenes | Jennifer Boyer
En Diario del Viajero | Esta cabina es el museo más pequeño del mundo, pero tiene competencia
En Diario del Viajero | Estos son los diez mejores museos del Mundo. ¿Estás de acuerdo con la selección?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos