Sigue a

anfora

A pesar de la crisis, Grecia lucha por seguir siendo un destino turístico de primera línea. Un ejemplo de ello es la inauguración en la ciudad de Pílos, en el Peloponeso, del primer museo de arqueología submarina de Grecia.

Con el nombre de “Viajes submarinos, descubrimientos humanos: rastros encontrados en los mares del Peloponeso”, es posible conocer los tesoros encontrado bajo las aguas del Egeo, piezas sumergidas que han pertenecido a civilizaciones pasadas, cuando Grecia era el epicentro de la cultura mundial.

El museo se ha emplazado en una fortaleza llamada Kiókastro, la cual fue construida por los otomanos en 1573, poco después de su derrota en la batalla de Lepanto en 1571.

Su ubicación se ha elegido por la espectácular vista que se tiene desde allí del Golfo de Navarino. El estado griego la utilizó unos años como cárcel y finalmente pasó a ser parte del Departamento de Arqueología.

Sin duda este museo considero que se convertirá en una atracción fabulosa, que nos permitirá conocer también tesoros más recónditos de la rica historia de Grecia.

Imagen | Thales
En Diario del Viajero | Otros museos en el Puerto de El Pireo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario