Compartir
Publicidad
Visita al Museo Casa Jovellanos en Gijón
Museos

Visita al Museo Casa Jovellanos en Gijón

Publicidad
Publicidad

Hoy nos trasladamos a un barrio con encanto en Gijón, Cimadevilla (Cimavilla), en la vertiente sur del cerro de Santa Catalina. En la parte más antigua de la ciudad, con olor a mar y a pueblo, vamos a realizar una visita al Museo Casa Natal de Jovellanos.

Desde 1971, cuando se inauguró con la colección artística municipal, el Museo se centra en el estudio y difusión de la figura del autor ilustrado, así como en la conservación, documentación, investigación y difusión del patrimonio artístico de Gijón y asturiano en general.

La casa palaciega data de finales del siglo XV, cuando pertenecía a la familia Jovellanos y, tras sufrir varias reformas, fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1983. El edificio se sitúa frente a la Plaza de Jovellanos y presenta dos pequeñas torres a los lados con un edificio que las une, junto a una capilla anexa.

Podemos diferenciar dos espacios expositivos en la Casa Museo Jovellanos de Gijón:

  • El piso principal fue el que ocupó Jovellanos como mayorazgo, y en él se exponen piezas relacionadas con su vida, parte del mobiliario original de la casa y obras pictóricas de su colección, así como una selección de otras pinturas. En la salita y el dormitorio podemos encontrar objetos y enseres de la vida cotidiana pertenecientes al insigne gijonés.

  • En el resto de las salas se presenta una selección del rico patrimonio artístico asturiano especialmente esculturas y pinturas de los siglos XIX y XX. Un total de más de tres mil piezas que conocemos cronológicamente en un recorrido del Naturalismo a las Vanguardias. Los fondos documentales y bibliográficos permiten profundizar en el estudio del patrimonio artístico local. También tienen representación las escuelas pictóricas europeas, entre las que destacan la flamenca y holandesa.

Retablo del mar Museo Jovellanos

Destaca en la última planta del Museo el fabuloso "Retablo del mar" de Sebastián Miranda, en la sala con el mismo nombre del autor. Todo un homenaje al origen marinero y popular del barrio, ya que representa escenas cotidianas de Cimavilla a través de 156 retratos de los vecinos del barrio (el artista pagó 1'50 pesetas a cada uno por posar para él). Podemos pasarnos un buen rato contemplando los ricos detalles de este retrato colectivo, de los hombres y mujeres en esta preciosa talla de madera policromada.

El Museo, junto a su patrimonio expuesto, también organiza talleres didácticos, visitas guiadas, conciertos o conferencias. La visita a la Casa Museo Jovellanos es gratuita, de modo que no hay excusa para acercarse a él.

Además, en la parte alta de Cimavilla no nos podemos perder la escultura Elogio del Horizonte, obra de Eduardo Chillida. La capilla de los Remedios (donde descansan los restos de Jovellanos), la Plaza del Lavaderu o el Hospital de Peregrinos del Camino de Santiago de la costa son otras paradas interesantes. Si seguimos paseando por la zona, cerca de la Playa de San Lorenzo, veremos las termas romanas.

No podemos dejar de hacer un recorrido por Cimavilla, este antiguo bastión y hoy barrio residencial, comerical y de ocio, un barrio con carácter donde, por supuesto, también nos espera el Museo Casa Jovellanos de Gijón.

Más información | Museos Gijón
Fotos | Wikimedia Commons
En Diario del viajero | El Museo Nicanor Piñole de Gijón, Viajes en familia: fin de semana en Gijón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos