Compartir
Publicidad

Adiós a los espectaculares aterrizajes de Boeing 747 en San Martín

Adiós a los espectaculares aterrizajes de Boeing 747 en San Martín
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay aeropuertos en los que aterrizar ya es toda una experiencia de viaje, puede que incluso más que la visita misma al país. De siempre nos han fascinado esas imágenes de gente en la playa con un avión despeinándoles el tupé, pues se acabó, adiós a los espectaculares aterrizajes de Boeing 747 en San Martín.

La imagen de los gigantes con alas casi posando sus ruedas por la arena eran un espectáculo, peligroso y fascinante a partes iguales para el que iba a de visita a la parte neerlandesa de esa isla. Y claro, habiéndo vivido con casi toda probabilidad la experiencia desde el aire previamente.

Danger

Espectacular pero peligroso. El aeropuerto Princesa Juliana está construido sobre una estrecha lengua de tierra y es el tercero del Caribe por tráfico de pasajeros. Los aviones pasan a escasos 25 metros de las cabezas de la gente cuando aterrizan. Además, debido al poco espacio, no hay pistas de rodaje, así que los aparatos giran 180 grados para dar la vuelta y los más grandes utilizan la práctica totalidad de la zona asfaltada para acelerar, despegar, aterrizar y frenar. Pues todo esto se termina, por lo menos por parte de KLM.

No pasarán rozando los Boeing 747 sobre la arena de Maho Beach porque KLM ha abierto una nueva ruta directa entre Amsterdam y San Martín y la cubrirán Airbus A330-200. Hasta ahora, hacían escala en Curaçao, lo que alargaba el viaje, y utilizaban los inmensos Boeing 747, de 408 plazas. Se pierde espectacularidad pero ganamos en funcionalidad.

Imágenes | Richie Diesterheft, Jeffyatoronto
En Diario del Viajero | Sudáfrica tiene un aeropuerto que funciona totalmente con energía solar
En Diario del Viajero | Éste es el mejor aeropuerto de Europa según los World Travel Awards

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos