Compartir
Publicidad

Carnegie Deli, uno de los restaurantes más típicos de Nueva York, cerrará a final de año

Carnegie Deli, uno de los restaurantes más típicos de Nueva York, cerrará a final de año
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno va a Nueva York por primera vez, siempre visita los mismos lugares: el edificio Empire State, Central Park, la Estatua de la Libertad, Times Square... y, muy probablemente, el Carnegie Deli, uno de los restaurantes más típicos y turísticos de la ciudad, en el que los visitantes pueden probar los famosos sandwiches de pastrami o corned beef.

Situado cerca del Carnegie Hall, el restaurante es uno de los exponentes más conocidos de los "delis" neoyorquinos, establecimientos que venden embutidos hechos por ellos, especialidades judías o empanadas y que dan la oportunidad de comer esos mismos alimentos en su apartado de restaurante. Pero, a partir del próximo 31 de diciembre, los turistas tendrán que buscar otro sitio para probar su sandwich Woody Allen.

Una institución en declive

Después de 79 años abierto en la parte alta de la Séptima Avenida, el New York Post informaba de que su dueña actual, Marian Harper Levine, había decidido cerrar sus puertas para siempre por cuestiones de salud. "En este momento de mi vida, los madrugones y las largas noches se notan, junto con mis noches de insomnio y las largas horas asociadas con gestionar un restaurante", explicó la propietaria, con 65 años.

Pastrami Sandwich de pastrami y roastbeef del Carnegie Deli.

El Post apuntaba que, de todos modos, el declive del Carnegie Deli era ya patente desde que tuvo que cerrar durante nueve meses, en 2015, para arreglar unas conexiones ilegales de gas, y antes, en 2014, había tenido que pagar más de 2,5 millones de dólares a sus empleados, en concepto de pagas atrasadas. Marian Harper Levine echó la culpa de todo esto a su ex marido, quien había tenido una aventura de años con una ex camarera del restaurante a la que, supuestamente, le había pasado las recetas del sandwich de pastrami y las tartas de queso.

Quienes visiten Nueva York a partir del año que viene tendrán que buscar los otros delis de la ciudad para comer algunas de las especialidades culinarias de la comunidad judía. Y si no, siempre quedará Katz's Delicatessen, el restaurante de 'Cuando Harry encontró a Sally'.

Imagen | Facebook Carnegie Deli
En Diario del Viajero | El Waldorf-Astoria de Nuevas York, de hotel de lujo a apartamentos de lujo en 2017

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos