Compartir
Publicidad

Una profesora lucha contra el racismo en clase con viajes a Auschwitz

Una profesora lucha contra el racismo en clase con viajes a Auschwitz
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que hay visitar Auschwitz al menos una vez en la vida para darse cuenta del horror que se vivió allí y para comprobar de primera mano de la crueldad de la que es capaz de infligir el ser humano. Una profesora de inglés de los suburbios de París, llamada Samia Essabaa, combate el racismo en las aulas programando viajes para sus alumnos a el campo de concentración de Auschwitz.

Auschwitz

La profesora visitó Barcelona esta semana para participar en una conferencia organizada por la Unión por el Mediterráneo (UpM) donde comentó su proyecto y como se inició. Samia Essabaa detectó que tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, muchos de sus alumnos no sentían nada frente a lo sucedido. El 80% de los alumnos de Samia son de origen inmigrante. Para combatir este racismo, la profesora se dedicó a dar clases sobre la convivencia entre otras religiones, culturas y el Holocausto.

Visitas Jovenes Auschwitz

Samia, explicó que "los jóvenes necesitan verlo, no les vale solo con que alguien les diga que esto o aquello pasó". A partir de ese momento, la profesora consiguió el dinero suficiente para que unos 20 alumnos pudieran viajar hasta Auschwitz. Esto sucedió en el año 2005. Durante todos estos años la profesora también ha viajado a Esauira y Casablanca, dos ciudades donde conviven musulmanes y judíos en paz. Essabaa no recibe ayuda económica para realizar estos viajes, por lo que debe buscar financiación cada año. Cuenta con la ayuda de la francesa Simone Veil, expresidenta del Parlamento Europeo y superviviente del Holocausto o Fathallah Sijilmassi de la UpM, pero poco más, aún así su proyecto sigue adelante.

Auschwitz Viajes Alumnos

Los profesores de español del mismo centro que Samia han copiado su método y viajan con sus alumnos a ciudades como Granada y Córdoba donde conocen de primera mano la cultura musulmana y todo la riqueza que aún se conserva. Los alumnos, a través de este viaje, pierden los prejuicios hacia el mundo árabe. Una manera de viajar muy interesante y que ayuda a concienciar a los más jóvenes. Un turismo inteligente que incita a romper ciertas barreras y perjuicios religiosos y étnicos. ¿Qué os parece?

Vía | 20minutos
Fotos | Tsaiproject, Rodrigo Paredes, Kevin Wallis, Micki
En Diario Del Viajero | El campo de concentración de Terezín, en Praga
En Diario Del Viajero | El Museo de Auschwitz llega a Facebook

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos