Compartir
Publicidad

Viajes en tren por Europa: en el punto de partida está la clave de la rapidez

Viajes en tren por Europa: en el punto de partida está la clave de la rapidez
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desplazarse en tren es algo que siempre ha tenido mucho encanto, no lo vamos a negar, por eso hay gente que prefiere este medio de transporte para sus desplazamientos vacacionales, incluso en muchos países se aconseja a la gente que utilicen este medio de transporte para sus viajes por Europa, por lo rápido, barato y de fiar que es. Además ahora sabemos más sobre esos viajes en tren por Europa: en el punto de partida está la clave de la rapidez.

Un minucioso estudio realizado por Peter Kerpedjiev, de la Universidad de Viena, se ha metido de lleno en la red de ferrocarriles europeos y ha comparado tiempos y distancias para descubrir que cubrir la misma distancia puede llevar hasta más de 20 horas de diferencia dependiendo del punto de partida y llegada.

825475400 F67d81330e

Hoy en día si coges un tren en Londres puedes estar en París en cuatro horas escasas, recorrer esa misma distancia en Europa del Este te llevará más de 22 horas. Gran diferencia ¿verdad? Para el estudio escogió 28 ciudades y calculó las distancias y tiempos entre ellas. Si quieres más rapidez a la la hora de viajar deberás salir lo más cerca de Londres y París que puedas.

La red de trenes más rápidos de Europa se encuentran en el triángulo Londres - París - Bruselas, conectado por trenes de alta velocidad y además con grandes frecuencias. París es con diferencia la ciudad mejor conectada de todas, ya que a cuatro horas también tienen la costa mediterránea, vamos, que te puedes plantear ir a pasar un día a la playa y volver más alegremente que nada. Desde esa misma ciudad puedes estar en Colonia en 3 horas. Llegar a Berlín serán escasas 8 horas, mientras que casi esa misma distancia es la que hay entre Sofía y Sarajevo y tendrás que armarte de paciencia y entretenimientos para las ¡46 horas! que se tarda en cubrir la distancia.

Los planos del estudio lo mismo se os hacen un poco áridos pero los gráficos que ha extraído The Washington Post son maravillosos. Siguiendo con ciudades importantes, Belgrado está relativamente bien conectada, mientras que Podgorica está dejada de la mano de Dios en ese aspecto. Los países escandinavos están relativamente bien conectados entre ellos, con unas ocho horas de diferencia entre unos y otros. Vamos, que viajar en tren está bien pero en ocasiones puede ser algo muy muy muy largo, con encanto, pero muy largo.

Imagen | Toshiyuki IMAI, /pitzyper!
En Diario del Viajero | El Lagarto Rojo, un tren legendario en Túnez
En Diario del Viajero | Cinco museos del ferrocarril para los amantes de los viajes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos