Sigue a Diariodelviajero

Cuando te acercas vía aérea a las islas de Tahití, aprendes a diferenciar los mil matices del verde y del azul. Desde los verdes profundos de la vegetación, los suaves verdes del mar de las lagunas coralinas. Los azules abisales del Pacífico y el turquesa llegando a las playas volcánicas.

Cuando James Cook descubrió estas islas, no imaginó que se convertirían en un sinónimo de viaje paradisíaco, de lunas de miel, de rincón aislado de las miradas. Tahití y sus islas se agrupan en 5 archipiélagos:

Islas de la Sociedad

Son islas montañosas y cubiertas de vegetación. Fueron las primeras en recibir al navegante británico. Su origen volcánico les brinda playas con arenas de muchos colores: blanquísima, negra, rosada. El archipiélago está compuesto por ocho islas y cinco atolones, llamadas las islas de Barlovento y de Sotavento. Dentro de las de Barlovento encontramos a Tahití, la mayor y más conocida. También están Moorea, Tetiaroa(que Marlon Brando obtuvo en concesión por 99 años) y las pequeñas Maiao y Mehetia.

Las de Sotavento son en su mayoría islas montañosas y cada una tiene su propia personalidad. Huahine, Bora Bora, Raiatea, Taha’a y Maupiti. Todas ellas tienen su propia laguna entre atolones de coral, lenguas de tierra y de arena.

Islas Tuamotu

Este archipiélago incluye 76 islas y atolones desperdigados a lo largo de un arco de 1.500 kilómetros al oeste de las Islas de la Sociedad, y al sur de las Marquesas. Las descubrió el navegante Fernando de Magallanes en 1521.

Entre las islas más conocidas se encuentran Tikehau, Manihi y Rangiroa.

Islas Marquesas

Este rosario de islas guarda algunos de los paisajes más impresionantes de todos los archipiélagos. Altos acantilados, profundas gargantas interiores, montañas desafiantes. Hay pocas playas, pero los amantes de la aventura habrán llegado al paraíso. Para moverse por el interior de las islas de Nuku Hiva, Hiva Oa o Fatu Hiva se necesita un todoterreno o un caballo. En su abrupta geografía se esconden todavía algunos sitios de interés arqueológico como tikis o petroglifos misteriosos de antepasados.

Paul Gauguin y Jacques Brel escogieron la isla de Hiva Oa para ser enterrados.

Islas Australes

Se encuentran a unos 600 kilómetros al sur de Tahití. Las islas Australes conservan un aire salvaje y misterioso. Son los rincones menos explorados de Tahití y tal vez por ello son buscadas por quienes quieren mantener alejadas a las miradas curiosas.

Las islas Australes comprenden: Rurutu, la isla de las ballenas y de las cuevas, Tubuai, Raivavae y Rapa, hermana menor de la isla de Pascua.

Cada año, de julio a octubre, las ballenas jorobadas llegan a estas aguas para reproducirse, regalando un espectáculo inolvidable a quienes tienen la suerte y posibilidad de observarlas.

Islas Gambier

Estas islas por lo general están fuera de cualquier visita turística. Se encuentran a más de 1.700 kilómetros al este de Tahití. Son catorce islotes montañosos rodeados por una barrera coralina, de las que sólo la mayor, Mangareva, está poblada.

Tal vez sea uno de los rincones más alejados de la civilización, y por eso tiene un encanto especial. Sus playas son de las mejores de la Polinesia, solitarias y bellas, con el anillo de coral rodeando el horizonte y grandes bosques de cocoteros a la espalda.

Aquí una breve descripción de Tahití y sus islas, y aunque sea difícil escoger una entre tantas bellezas, tal vez nos sirva de guía para cuando programemos ese viaje soñado.

Video | Youtube
En Diario del Viajero | Curiosidades que probablemente no sepas sobre Tahiti
En Diario del Viajero | Algunos de los secretos mejor guardados de Tahiti

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios