Compartir
Publicidad
Tres secretos de Harlem, Nueva York
Recomendaciones de la casa

Tres secretos de Harlem, Nueva York

Publicidad
Publicidad

El barrio de Harlem, al norte de Manhattan, fue el centro de florecimiento de la cultura afroamericana en los años 20 y es conocido en todo el mundo como uno de los barrios más auténticos de Nueva York. Ya compartimos un Paseo por Harlem hace meses y hoy quiero contaros tres secretos de Harlem, Nueva York.

Quiero contaros como disfrutar de una mañana tranquila en la zona hispana de Harlem mientras descubriremos tres secretos que tiene este barrio en el que la cultura es un elemento presente en sus calles. Una de mis zonas favoritas del barrio es la zona Hispana en la que se pueden encontrar al menos tres cosas preciosas para hacer en una mañana de invierno.

Visitar el Museo Nicholas Roerich

Harlem2

El museo Nicholas Roerich está Situado entre la 319 West y la 107. Es gratuito (del tipo de “done lo que desee al entrar”) y alberga gran parte de la obra de este pintor ruso nacido en San Petesburgo en 1874. Nicholas Roerich desarrolló gran parte de su obra sobre las imponentes montañas del Tíbet y sobre las religiones y leyendas de la zona.

Su obra es especialmente llamativa por los vivos colores y la luz de sus cuadros. El museo también alberga conciertos y Jams de poesía, de los que podéis informaros en la página web. Al ser un museo pequeño no hace falta que le dediques muchas horas, aproximadamente en una hora puedes ver todas las salas.

Además, está dirigido a toda la familia y sus empleados suelen estar encantados de conversar contigo de la obra. Si no has hecho ninguna donación al entrar siempre puedes contribuir a la conservación del museo con unas preciosas postalitas en la tienda de regalos.

Tomar un café y un pastel en la pastelería Húngara

Harlem3

The Hungarian Pastry Shop situado entre Amsterdam St y la 110-111 es un precioso café abierto en 1992 de estilo europeo, famoso entre los artistas de la zona y los estudiantes de la Universidad de Columbia por su estilo bohemio y sus refills de café gratuitos.

Además de un sitio agradable para pasar horas y horas charlando o leyendo, los pasteles húngaros y los precios asequibles hacen de esta cafetería una de mis favoritas en la ciudad de Nueva York. Y por último pero no menos (que dirían los americanos) ¡sus vistas a la catedral Saint John de Divine!, de la que os cuento a continuación.

La catedral Saint John the Divine

San Juan el Divino, o el Teólogo es la catedral de la diócesis episcopaliana de Nueva York, situada entre Ámsterdam St y la 107, es una de las catedrales anglicanas más grandes del mundo y la tercera iglesia cristiana más grande del mundo. Se comenzó a construir en 1892 con estilo neorrománico-neobizantino y posteriormente se remodeló a un estilo neogótico.

Harlem4

La visita a la catedral es gratuita, aunque aceptan donaciones para su mantenimiento. Toda esta zona es muy segura ya que en ella principalmente residen estudiantes y profesores de la Universidad de Columbia. Está plagada de preciosos e imponentes edificios de estilo europeo, no es el Harlem profundo y famoso.

Las zonas más inseguras de Harlem se encuentran más al norte y más en los extremos, a medida que te alejas de Broadway y de la zona de la Universidad de Columbia. Se recomienda especialmente evitar la zona de Morningside Park después de la puesta de sol o si vas solo.

Aunque en invierno el tiempo en Nueva York no acompaña para hacer muchos planes al aire libre, aquí tenéis una idea para pasar una mañana muy agradable y cultural en uno de los barrios neoyorquinos con más historia, visitando los tres secretos de Harlem, Nueva York.

Imágenes | TheTurducken | Guy Dickinson | cisc1970
En Diario del Viajero | ¿Aire puro en Nueva York? Anthony’s Nose, la ruta de senderismo donde respiran los neoyorkinos
En Diario del Viajero | Tres formas de comer en Nueva York (con recomendaciones para no gastar mucho)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos