Sigue a Diariodelviajero

Cementerio de barcos

Ve el video en el sitio original.

En la era del reciclaje y de la sostenibilidad medioambiental estas imágenes son bastante raras, pero aún existen cementerios de barcos en el mundo. Hoy vamos a visitar dos de ellos, en climas muy diferentes, en Mauritania y en Siberia.

En la bahía de Nuadibú, a unos 10 kilómetros de la capital comercial de Mauritania hay decenas de barcos varados, abandonados a su suerte para evitar los gastos de desguace o impuestos. ¿Y no hay multas para este abandono? La legislación es bastante laxa en estos aspectos en muchos países, lugares propicios para el abandono.

En Mauritania está uno de los cementerios marinos más grandes del mundo. Aquí nadie desguaza los barcos, simplemente se amontonan por tiempo indefinido y se van desgastando hasta convertirse en esqueletos de chatarra, en barcos fantasma.

Los más conservados, varados en la arena, son aprovechados por algunas familias para transformarlos en su hogar, en una de las zonas más deprimidas del país.

Si viajamos a un punto más frío del planeta, en la Rusia siberiana hallamos otro cementerio de barcos célebre por su aspecto, el de Kamchatka. La península volcánica de Kamchatka, de 1.250 kilómetros de longitud situada en Siberia, está rodeada por los mares de Ojotsk y de Bering.

Allí el clima es frío y húmedo y el mar está congelado casi todos los meses del año, de modo que el paisaje puede resultar más fantasmagórico que el del Mauritania, con esqueletos de barcos oxidados surgiendo del hielo. Cascos de barcos y submarinos de la armada rusa conviven junto a osos pardos, lobos, zorros árticos y otras especies acostumbradas al frío.

La región de Kamchatka está sometida a un gran riesgo sísmico, de sus tierras surgen volcanes y géiseres frecuentemente en acción, por lo que tal vez este gran cementerio helado desaparezca en un futuro.

De momento, tanto en tierras desérticas como el el frío siberiano encontramos cementerios de barcos que nos dejan un extraño sabor de boca al mezclar la majestuosidad del paisaje con la decadencia de grandes naves, vestigios de un pasado menos fantasmagórico.

Vía | Xataka Ciencia
En Diario del viajero | Namibia, experiméntala por ti mismo, Artificial Owl, blog de sitios abandonados

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios