Compartir
Publicidad
Descubriendo la Ciudad Alta de Bérgamo: el convento de San Francesco
Europa

Descubriendo la Ciudad Alta de Bérgamo: el convento de San Francesco

Publicidad
Publicidad

Sumergirse en la Ciudad Alta de Bérgamo, en Italia, es trasladarse a otra época, y entre sus numerosos atractivos hoy nos detenemos en un lugar no demasiado conocido para los visitantes, tal vez eclipsado por otros tesoros que hallamos en la ciudad.

Cerca del corazón de Città Alta es posible visitar un ejemplo destacado de arquitectura conventual medieval: el Convento de San Francesco, con un claustro que invita al descanso y a admirar las vistas entre dos valles y montañas desde este punto elevado.

Entre las torres medievales de Bergamo, símbolos del poder y la defensa, se alza este símbolo religioso, una huella de la orden franciscana, con orígenes en el siglo XIII, muy cerca de la Piazza Mercato del Fieno. Antiguamente era un complejo arquitectónico mayor, que incluía una iglesia, y hoy su sencillez, fruto del paso de los siglos, forma parte de su encanto.

Un recorrido por sus dos claustros, el claustro “delle Arche” y el Claustro del Pozzo, junto a la sala capitular nos desvelan el pasado del edificio gracias a su ciclo de frescos realizados entre el siglo XIV y el XVII. Un monasterio que también fue prisión y escuela y que está conectado a una antigua fortaleza a través de la misteriosa "escala del condenado".

Convento de San Francesco: los claustros y la terraza

El Claustro de las Arcas es el mayor, construido entre 1455 y 1500, utilizado en el siglo XIV como un cementerio, y se llamaba "archae" porque, de hecho, contenía arcas funerarias de familias de la ciudad y, por este motivo, también se llamaba "claustro de los muertos". Del mismo período la construcción de los dormitorios, la enfermería y el refectorio del monasterio.

Desde el Claustro delle Arche, una pendiente corta y suave conduce al claustro más pequeño llamado del Pozzo debido a la gran cisterna que se ubica en su centro. Las paredes del claustro estaban adornadas con frescos del siglo XIV que se perdieron al ser reemplazados en el siglo XVIII por otros que representan los milagros de San Francisco.

Desde la terraza panorámica, en el lugar de un tercer claustro, nos espera el paisaje del encuentro entre los dos valles de Bérgamo, el valle Brembana y el valle Seriana, un entorno montañoso que se aprecia en todo su esplendor los días claros.

San Francesco Bérgamo

Los frescos del Convento

De la iglesia, destruida en 1821 para dejar espacio para una prisión, solo quedan el ábside y las tres capillas laterales que conservan fragmentos de frescos de gran valor artístico e histórico, una evidencia preciosa del arte de Bérgamo del siglo XIV.

Los frescos que podemos ver en el monasterio de San Francesco de Bérgamo han sobrevivido al paso del tiempo y al abandono, testigos de un arte maduro completamente insertado en la corriente artística medieval lombarda.

Muestra de la religiosidad medieval, con escenas de santos, madonnas, la crucifixión... los frescos son atribuidos a nombres que se pierden en el tiempo: Maestro dell'Albero della Vita, il Maestro della Cappella Bonghi, Maestro degli Anacoreti o Maestro dell'Adorazione dei Magi.

Con uniformidad de rasgos y estilos, colores tenues, fineza del trazo en movimiento, similar aparato escenográfico... ¿tal vez sean obra de una sola mano?

Actualmente el edificio es la sede de archivos y de la biblioteca del Museo delle Storie di Bergamo, y suele acoger exposiciones temporales dedicadas al siglo XX y a la fotografía histórica.

El Convento abre de octubre a mayo de martes a domingo de 9'30 a 13 y de 14'30 a las 18 horas; de junio a septiembre el horario es e martes a viernes de 10 a 13 y de 14'30 a las 18; sábados y festivos de 10 a las 19 horas.

El Convento de San Francesco en Bérgamo forma parte del Museo delle storie di Bergamo y su visita es gratuita. Os recomiendo hacer una parada en este lugar histórico y consultar la agenda por si hubiera exposiciones u otras actividades programadas en este entorno tan especial.

Fotos | Museo delle Storie y jean-marc en Flickr-CC
Más información | Museo delle Storie

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio