Compartir
Publicidad
Publicidad

Santa Maria o la isla del sol, un lugar único en las Azores

Santa Maria o la isla del sol, un lugar único en las Azores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las Islas Azores son un buen destino para pasar unas vacaciones relajadas y cerca del mar. Una de las islas más bonitas es la de Santa María, fue la primera en ser descubierta y en estar poblada. Sus playas doradas y sus aguas azul turquesa marcan la diferencia con el resto de las islas del archipiélago.

Santa Maria, la isla del sol

Pico Alto Azores

La isla de Santa María fue descubierta por Diogo de Silves en un viaje de regreso desde Madeira en el año 1427. La isla tiene una superficie de 97,5 km² y unos 6.500 habitante. Su capital, Vila do Porto, es una de las villas más antiguas de las Azores.

La isla de Santa Maria forma parte del Grupo Oriental del archipiélago de las Azores, junto con la isla de San Miguel. Sus campos verdes, las chimeneas de las casas encaladas, el ocre oscuro de la tierra, sus tradiciones, el dorado de las playas y el agua turquesa hacen de esta isla un lugar único en Las Azores.

Santa Maria es la isla de las Azores que se encuentra más al sur y más al oriente, por lo que tiene un clima más cálido y seco. Por dicha razón, la tierra es más árida y la vegetación más seca, en tonos amarillos, por ese motivo también se la conoce como la Isla del Sol.

Santa Maria fue la primera isla de las Azores en formarse, en sus rocas volcánicas y sedimentarias se puede observar su pasado geológico. Esto mismo se puede ver en Pedreira do Campo, donde hay una filtración basáltica a más de 100 metros de altitud y que alberga en su interior un montón de fósiles de organismos marinos.

La isla tiene dos áreas con relieves y características diferentes: una zona aplanada y con cotas más bajas a poniente, donde está Vila do Porto, el aeropuerto y las parroquias de San Pedro y de Almagreira. La otra parte de la isla tiene una vegetación más exuberante, que incluye el macizo de Pico Alto, el punto más alto de la isla con 590 metros de altitud. En dicha región están las parroquias de Santa Bárbara y de Santo Espírito.

Los imprescindibles de Santa Maria

Barreiro Da Faneca

En la isla de Santa Maria no puedes dejar de visitar los llamados “barreiros", unas coloraciones rojizas y naranjas con aspecto árido y de naturaleza arcillosa. El más famoso es el Barreiro da Faneca, también conocido como "el desierto rojo". Esta zona está considerada como un área de Paisaje Protegido Único en las Azores, que incluye las bahías de Raposo o Tagarote.

En la Ribeira de Maloás se pueden ver en su máximo esplendor las formas volcánicas de la isla. Este valle fluvial se caracteriza por tener una cascada de unos 20 m de altura. Santa Maria también es conocida por su costa recortada y con altas puntas rocosas. Sus bahías tienen aguas calmadas y cristalinas. Os recomendamos visitar las bahías de Cré, de Raposo y de Tagarote, aunque hay muchas más.

En San Lourenzo, podrás completar la belleza natural y salvaje de una bahía en forma de anfiteatro. También se pueden ver las viñas cultivadas en terrazas colocadas cuesta arriba. Esta zona también alberga una increíble playa de arena blanca y piscinas naturales.

La playa más famosa de Santa Maria es la Praia Formosa, un lugar que destacada por su arena clara. Esta playa es una rareza en las Azores, donde predominan las playas de arena en color negro de origen volcánico. Tiene aguas limpias, poco profundas y cristalinas. Además, dispone de una zona de ocio.

Vila do Porto conserva algunos vestigios del inicio del asentamiento en la isla, que se pueden ver en algunas casas con puertas ojivales y ventanas de líneas manuelinas. Una vez allí, debes visitar la Iglesia Matriz de Nuestra Senhora de la Asunción, una de las más antiguas de las Azores y el Fuerte de San Blas. En Anjos, puedes ver su bonita bahía, una estatua dedicada a Cristóbal Colón o la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.

Por último, te recomendamos disfrutar de las casas tradicionales de Santa Maria, inspiradas en la arquitectura tradicional del Alentejo y el Algarve. Estas casas destacan por una forma rectangular donde despunta una chimenea cilíndrica asentada en una pirámide incompleta.

La isla de Santa Maria es un lugar excelente para practicar actividades como surf, windsurf, esquí acuático, vela, pesca y caza submarina, buceo, parapente...

La gastronomía de Santa Maria

Caldo De Nabos

El plato más conocido de Santa Maria es el "caldo de nabos" que se elabora con un nabo local, agua, carne de cerdo, panceta, boniato y chorizo. El caldo se sirve en un plato, debajo de unas rebanas de pan, y el resto de los ingredientes se sirven en una fuente aparte.

También destacan las Sopas de Imperio, el marisco de la zona, como el cavado, la langosta, las lapas y las tracas. En la isla se cultiva un melón que ha ganado fama con el tiempo por su sabor. En cuanto a los dulces, destacan los bizcochos encanalados,biscoitos de orelha, bizcochos blancos...

Fotos | Carlos Luis M C da Cruz, Ruben JC Furtado, Visitazores
Vía | VisitPortugal
En Diario del Viajero | Este verano disfruta de las mejores playas de Portugal
En Diario del Viajero | Monsaraz, ciudad medieval en el Alentejo en Portugal

.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio