La Pororoca: la ola más impresionante del mundo

Síguenos


Su ruido predice su fuerza y, el verla, confirma la predicción. Es una temible ola que recorre el Amazonas desde su desembocadura en el océano Atlántico río arriba y que se lleva consigo todo lo que encuentra en su camino. Se llama Pororoca y es la peor pesadilla de quienes allí viven.

Su nombre deriva de la lengua tupí-guaraní pororó-ká cuyo significado es, justamente, “gran estruendo”. Es que su ruido ensordecedor puede oírse hasta media hora antes de que la ola llegue al lugar. Una ola que se genera cuando la marea creciente del Atlántico se encuentra de frente con la corriente descendente del Amazonas. Así, el choque de ambas masas de agua genera una ondulación cuya energía logra invertir la dirección del cauce durante decenas de kilómetros hasta que, luego, todo se transforma en calma lentamente.

De este modo, cuanto más estrecho es el ancho del río la Pororoca se convierte en un fenómeno más intenso, con mayor fuerza y poder de destrucción. Así, las márgenes del río comienzan a erosionarse, árboles y demás vegetación caen al agua al igual que todo lo que se encontraba en la orilla y no puedo huir o ser removido como algunos animales e, incluso, personas o pueblos enteros.

Entonces, la ola toma un color marrón debido al color natural de las aguas del río sumado a las piedras, la tierra y demás sedimentos del fondo de las aguas.

Pero ¿Qué es lo que tiene que suceder para que se produzca este fenómeno natural? Las fases de Luna llena y la consecuente subida de la mareas más intensas o mareas de zizigia, aquellas que se producen cuando la Tierra, la Luna y el Sol se encuentran alineados, las corrientes marinas y la oposición del océano sobre el río. Todo ello genera la Pororoca y sus olas de hasta 4 metros de alto y de una fuerza arrasadora.

Es entonces que, una vez pasada la ola, quedan las consecuencias. Algunas positivas pero, otras, muy negativas. El lado positivo puede verse en la pesca donde especies marinas y fluviales llegan a convivir en el agua y, los pescadores, festejan la cantidad y variedad. Pero lo negativo es la devastación, las inundaciones y el agua salada sobre los cultivos.

Y hay otras personas que disfrutan de este fenómeno y ellos son los amantes del surf que se animan a remontar la Pororoca con todos los peligros que ello implica: su ferocidad, las ramas que lleva el agua y actúan como lanzas, las piedras y los yacarés siempre atentos a la carne fresca.

Así, los surfistas más valientes se adentran en el río esperando a por el fenómeno que les regalará la experiencia más extrema sobre sus tablas. Es que con la Pororoca podrán romper su propio récord de mantenerse mucho tiempo sobre una misma ola, algo imposible de hacer en el mar.

Más información | Wikipedia
Vídeo | You Tube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios