Los pueblos más bonitos de España: Deià

Sigue a

Deia

Deià, en Mallorca, es uno de los pueblos más bonitos de España. Se encuentra situado en la Sierra de Tramuntana, en un enclave maravilloso teñido de verdes peñascos y junto al mar Mediterráneo.

Es una zona que acumula bastante agua de lluvia, lo cual hace que pase un torrente por el pueblo, y haya diversas fuentes en los alrededores. Los paisajes de olivos, encinas y pinos son una maravilla en este entorno. Un imán para los artistas que buscan inspiración y paisajes que plasmar en los lienzos.

Personajes como el escritor Robert Graves, cuya casa se puede visitar, los músicos Mike Oldfield o Andrew Lloyd Webber han elegido Deià como refugio, atraídos por la vida relajada y la belleza del entorno.

Incluso, el poeta yace en el cementerio de Deià, en el punto más alto del pueblo, junto a la antigua iglesia, un lugar privilegiado con excelentes vistas al valle y al Mediterráneo. Merece la pena subir por las empinadas calles de Deià para llegar a lo más alto y deleitarse con la panorámica, siempre con el respeto que merece el lugar.

Cómo no, Deià también es un imán para los turistas que pasan por este precioso lugar, siguiendo una tortuosa carretera que recorre la Sierra y nos depara impresionantes paisajes a cada paso. Entre otros dos pueblos singulares que tampoco debemos perdernos, Valldemossa y Sóller, se encuentra Deià.

Deia Mallorca

Hoteles de lujo, hoteles con encanto, pensiones y casas rurales son las posibilidades de alojamiento en Deià, y si vamos de paso hay tranquilos cafés, restaurantes con vistas y tiendas donde comprar arte y artesanía.

Las casas de piedra encajan perfectamente en la sierra, y junto a sus ptípicas y omnipresentes persianas mallorquinas, la mayoría se adornan con bugambillas, palmeras y otras plantas que hacen que nos detengamos en cada una para observar su colorido.

El perfil actual de Deià data de la ocupación musulmana, en los siglos X – XIII, cuando sus habitantes empezaron a construir los bancales y sistemas de irrigación que dotan a la comarca de su riqueza agricultural. Pero la zona estaba habitada mucho antes.

Después de la derrota de los musulmanes por los cristianos en el siglo XIII, el pueblo fue cedido al conde de Rosselló como parte del pueblo vecino, Valldemossa, del que no se independizaría hasta el siglo XVI. A su alrededor, surgieron varias aldeas y la pequeña cala de pescadores.

En los años 70 comenzó a ser conocido con el auge del turismo en la isla, pero conservando su carácter tranquilo y acogedor que lo ha hecho destino de múltiples personas y personalidades que han querido conocer sus encantos.

El atardecer es un momento ideal para visitar Deià, uno de los pueblos más bonitos de España, pero necesitaremos varias horas para descubrir todo lo que nos ofrecen sus alrededores, sobre los que volveremos.

Más información | Deià, Son Marroig, La casa de Robert Graves

Fotos | Eva Paris

En Diario del viajero | El Gorg Blau en Mallorca, Tres escapadas románticas por España, Mallorca no tan conocida, Las mejores playas de Baleares, Es Mal Pas y La Victoria, en Alcudia (Mallorca)

Ver galería completa » Deià (15 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios